Ir a contenido

Servicios

Las reclamaciones caen un 25% en la Comunidad de Madrid en 2018

El Ejecutivo regional achaca este descenso por el nuevo sistema de arbitraje de consumo implantado

El Periódico / Agencias

Una tienda, en una imagen de archivo.

Una tienda, en una imagen de archivo. / Pixabay


Los consumidores de la Comunidad de Madrid han presentado entre enero y junio de este año un 25,44 por ciento menos de reclamaciones ante la Dirección General de Comercio y Consumo con respecto al mismo periodo del año anterior, según el balance de actividad del organismo.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, se han producido 7.680 reclamaciones frente a las 10.300 registradas en el primer semestre de 2017. Las reclamaciones en el sector servicios supusieron el 39,94 por ciento, el de bienes 29,28 por ciento y el de suministros el 25,82 por ciento.

En cuanto a los motivos de las reclamaciones el mayor número se debe a servicios defectuosos (19,97%), incumplimientos de contrato (14,43%), facturaciones incorrectas (12,85%) y venta de artículos defectuosos (8,42%) cuando se ha vivido el auge del comercio elctrónico. Para la Comunidad son "menos significativas" las reclamaciones relacionadas con las rescisiones de contrato o las reparaciones defectuosas, entre otras.

Según el Gobierno regional, este descenso de las reclamaciones ha sido fruto de la apuesta de la Comunidad de Madrid por el sistema de arbitraje de consumo, cuyas solicitudes han aumentado en un 47,66 por ciento gracias al repunte del consumo interno. Por ello, el número de laudos dictados ha aumentado en un 29 por ciento. El mayor número de solicitudes de arbitraje están relacionadas con el sector servicios y suministros, con un 35,29 por ciento y un 48,69 por ciento del total.

La labor de control de mercado también se ha intensificado a lo largo del primer semestre del año, con un 3% más de expedientes con respecto al mismo período de 2017. Esto se ha traducido en un descenso del 36,21 por ciento de las alertas emitidas, especialmente en aquellas relacionadas con los vehículos, material eléctrico y artículos de ocio y deporte. En total, el número de expedientes iniciados ha sido de 352.

La Oficina de Atención al Consumidor ha "centralizado y optimizado" la gestión y el seguimiento de las consultas, estas se han incrementado en un 76%, según la Comunidad. O lo que es lo mismo, las 8.873 consultas que se recibieron entre enero y junio de 2017 se han convertido en 15.623 en el mismo período de este año. Servicios, suministros, e información son los sectores que acumulan el mayor porcentaje de consultas por parte de los consumidores.

En la Oficina de Atención al Consumidor se facilita información o asesoramiento en materia de consumo, se pueden formular reclamaciones o realizar solicitudes de arbitraje, así como realizar consultas sobre otras cuestiones relativas a la protección de los derechos del consumidor.