Ir a contenido

Tribunales

La Comunidad, condenada a pagar por los ataques de lobos

El Gobierno regional deberá abonar una multa a un ganadero

El Periódico / Agencias

Un lobo, en una foto de archivo.

Un lobo, en una foto de archivo. / J.J. Guillén (EFE)

Un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo ha condenado a la Comunidad de Madrid a indemnizar con 24.703 euros a un ganadero madrileño por los ataques de un lobo a su ganado al sufrir daños "seis veces superiores a los que estipulan los baremos".

Se trata de la segunda sentencia condenatoria al Gobierno regional por este tipo de ataques, cuyas cifras están aumentando en estos último meses, según denuncia la Unión de Ganaderos, Agricultores y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA).

Desde el Gobierno regional han señalado que se dará cumplimiento a la resolución, recordando que en esta legislatura se han multiplicado por cuatro las ayudas a los ganaderos afectados por estos ataques. No obstante, ha destacado que debido al tipo de ganadería extensiva que hay en la región, "los ataques son inevitables en muchos casos".

El presidente de esta asociación, Alfredo Berrocal, ha destacado que este fallo avala que la Orden de indemnizaciones por ataques de lobo es "injusta" y hay que adaptarla a la realidad de forma inmediata.

En concreto, la resolución reconoce a un ganadero madrileño, una compensación económica adicional a lo recibido según la ordenanza regional vigente para compatibilizar la convivencia de la ganadería con la presencia de lobos.

El Juzgado ha considerado que los daños sufridos son seis veces superiores a los que estipulan los baremos de dicha orden por lo que condena al gobierno regional a indemnizar con 24.703 euros por daños patrimoniales.

La explotación ganadera afectada está asentada en Paredes de Buitrago una pequeña localidad de la Sierra Norte de Madrid, situada en pleno corazón de la Sierra del Rincón, zona declarada desde el año 1992 como Reserva de la Biosfera.
 

Retrasos en los pagos

Berrocal ha subrayado que la sentencia corrobora que la Orden de indemnizaciones por ataques de lobo es "unilateral, injusta y hay que adaptarla a la realidad de forma inmediata". Según el fallo, "el ganadero no recibe el valor real del animal, ni los daños directos, ni indirectos, ni el lucro cesante y mucho menos los gastos veterinarios".

Esta organización denuncia retrasos considerables en los pagos de las indemnizaciones, ya que desde el treinta de septiembre de 2017 no se ha abonado ninguna indemnización por ataque.

Para el presidente de esta asociación, es "urgente que por parte de la administración se haga una gestión responsable, real y transparente del problema que existe en la convivencia entre ganadería y lobo", ha destacado al tiempo que ha reclamado la convocatoria de la mesa del lobo para que todas las partes implicadas conozcan la realidad del problema.

Según UGAMA esta población de lobos está creciendo desmesuradamente por toda la comunidad a juzgar los tres ataques sufridos esta misma explotación y los dos atropellos de lobos que han tenido lugar esta misma semana pasada en la carretera Soto del Real a Guadalix de la Sierra, o en el Kilómetro 53 de la N-1 causando la muerte a dos ejemplares


Ayudas a los ganaderos

Por su parte, Medio Ambiente ha señalado que procederá a dar cumplimiento al contenido del fallo una vez se reciba la sentencia, dado que es firme. No obstante, ha querido puntualizar que responde a un caso particular de un ganadero, y "no se puede generalizar porque cada caso es distinto".

Así, ha subrayado que el lobo es una especie que la Directiva Europea Hábitats cataloga como "estrictamente protegida", es decir, esta figura le otorga el mayor rango y grado de protección posible. Su caza está prohibida, de forma que cazarlo o envenenarlo puede acarrear graves consecuencias económicas e incluso penales.

Ante esta tesitura, la Comunidad de Madrid ha provisto fondos de compensación para paliar económicamente la pérdida de ganado por estos ataques de lobos.

En la presente legislatura se han multiplicado por cuatro las ayudas. En 2015 eran de 60.000 euros, y para el presente año ascienden a 250.000 euros. Las ayudas aportadas por la Comunidad incorporan el lucro cesante ocasionado por las pérdidas de los animales.

Además, el Gobierno de la Comunidad de Madrid está abordando un ambicioso proyecto, con la colaboración de expertos en la materia, que permita contar con un estudio definitivo y fiable de la situación actual del lobo en la región.

Igualmente se trabaja en métodos de prevención conjunta con los ganaderos como son la mejora de cercados, adiestramiento y presencia de mastines, o sistemas sonoros de aviso. Aun así, debido al tipo de ganadería extensiva que hay en la región, según apuntan desde Medio Ambiente, "los ataques son inevitables en muchos casos".

0 Comentarios
cargando