Ir a contenido

CONSUMO ANUAL

Madrid desperdicia 21 kilos de alimentos y bebidas por persona

El mismo informe alerta de que el 40% de los niños están por encima de su peso indicado

El Periódico / Agencias

Alimentos.

Alimentos. / MARTA JORDI

El desperdicio anual en hogares madrileños de alimentos y bebidas es de unos 21 kilos por persona, lo que supone en términos monetarios un coste de alrededor de 52 euros anuales.

Estos datos forman parte del diagnóstico previo que ha servido para elaborar la Estrategia de Alimentación Saludable y Sostenible para Madrid, que ha sido presentado este viernes por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, y representantes de la FAO y de la plataforma Madrid Agroecológico.

Los mismos datos indican que el 40% de la población escolar de Madrid de entre 3 a 12 años presenta un peso por encima del recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) mientras que una quinta de la población presenta índices altos de colesterol. La misma proporción sufre de hipertensión arterial.

La mala nutrición, en los distritos de menor renta

Según el diagnóstico elaborado por el Ayuntamiento, la escasez y mala nutrición aparecen especialmente vinculados con los distritos de menor renta, dibujándose una desigualdad territorial entre el sureste y el norte de la ciudad.

En síntesis, el consumo medio de la ciudad presenta un déficit de consumo de fruta, verdura y legumbres respecto a las recomendaciones para una dieta saludable, frente a un exceso de proteínas animales y de alimentos ultraprocesados. Todo ello justifica la necesidad de recuperar la dieta mediterránea.

En cuanto al empleo, el sector primario no tiene un gran peso en la economía regional ya que únicamente el 0,26 por ciento de la población, menos de 10.000 personas, son empleados en este sector. Actualmente la superficie dedicada a huerta es cinco veces inferior a la de 1980. Recuperarla incrementaría la proporción de verduras de proximidad y contribuiría a mejorar la calidad del aire.

El sector ecológico, aunque minoritario, ha experimentado un crecimiento significativo: en la última década el número de productores certificados se ha multiplicado por cuatro y el de elaboradores ha duplicado su presencia, especialmente en el sector de la transformación alimentaria, en panadería, fabricación de pasta e industria cárnica, una tendencia a la que se debería contribuir con medidas de impulso desde las administraciones públicas, como las del proyecto MARES, indican desde el Ayuntamiento.

De los alimentos que se consumen en la ciudad sólo un 4% tiene su origen en la Comunidad de Madrid y un 17% más en las autonomías limítrofes. Casi un tercio de las frutas que se comercializa en Mercamadrid es de origen extracomunitario y una cuarta parte del pescado fresco proviene de Europa. La producción local únicamente es destacable en el caso de la carne, de la que el 13% se produce en la Comunidad de Madrid.

Estrategia Alimentaria del Ayuntamiento de Madrid

Para mejor la salud alimentaria de la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento ha elaborado una estrategia alimentaria que incluye, entre otras medidas:

  • La inclusión de alimentos ecológicos en las Escuelas Infantiles Municipales.
  • Visitas de escolares a los mercados municipales para enseñarles a comprar alimentos saludables.
  • Elaboración de un plan contra la obesidad infantil.
  • Apertura de mercadillos de alimentos ecológicos.
  • Apertura de espacios de consumo sostenible en tres distritos.
  • Ampliación de la Red Municipal de Huertos Urbanos.
  • Apertura de la Escuela Municipal de Agroecología Urbana.
  • Inclusión de criterios de sostenibilidad en los menús de los comedores sociales y centros de acogida.
  • Programa de aprovechamiento de los restos orgánicos.
     
0 Comentarios
cargando