Ir a contenido

'CASO máster'

Álvarez Conde presionó para arreglar "si o si" el acta de Cifuentes

La secretaria del tribunal del Trabajo Fin de Máster asegura que recibió instrucciones para que hiciera el estudio

El Periódico / Agencias

Enrique Álvarez Conde.

Enrique Álvarez Conde. / JOSÉ LUIS ROCA

La profesora Cecilia Rosado, que fue la secretaria del tribunal del Trabajo Fin de Máster (TFM) de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, detalló durante su declaración ante la jueza Carmen Rodríguez-Medel la "presión absoluta" que sufrió por parte de la exasesora del Gobierno regional Maite Feito y del exdirector del posgrado, Enrique Álvarez Conde, quien le advirtió de que había que arreglarlo "sí o sí" o, por el contrario, se iban "todos a tomar por saco".

Así lo declaró ante la juez de Instrucción número 51 de Madrid durante su declaración del pasado 10 de mayo en calidad de investigada en la causa sobre las presuntas irregularidades de este máster de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. La comparecencia está recogida en un vídeo que publica este miércoles 'eldiario.es'.

Rosado comienza relatando que el 21 de marzo, cuando 'eldiario.es' publica la noticia exclusiva que destapó el caso, llamó a Conde para preguntarle si sabía algo de lo que se había publicado. En una conversación "normal", el catedrático le comentó que la noche anterior se lo había adelantado el vicerrector de Posgrado de la URJC, ya cesado, José María Álvarez Monzoncillo y que no pensaba comentárselo a ella a pesar de que Rosado había hecho "todas las labores".

"En la siguiente conversación la cosa se pone delicada y, a partir de ahí, me llama Enrique. Y empieza la presión absoluta. Me dice que esto hay que arreglarlo como sea porque tenía que quedar bien. Pero no son las únicas presiones", expone a la juez.

Ese día recibe a primera hora de la mañana un mensaje de Feito, en la que le comentó que era Maite y le dio su nuevo número de teléfono. "A partir de ahí, empieza a llamarme durante todo el día. Me dice que el trabajo tiene que aparecer. Y luego pasa a decirme que hay que hacer el trabajo y que busque bibliografía", cuenta a la instructora a lo que añade que en un momento de ese día la exasesora regional le dice que si no le enviaban el trabajo, Cifuentes les iba a "matar a ella y al rector" -Javier Ramos-.

"Sobre el trabajo, hay muchas llamadas de Feito. Enrique en sus llamadas dice que hay que poner un tribunal y decide quién es ese tribunal. Yo me puse muy nerviosa porque no lo veía. Dice que hay que arreglarlo sí o sí, o nos íbamos todos a tomar por saco", señaló entonces.