Ir a contenido

POLÉMICA CAMPAÑA

Carmena y Cifuentes no aparecerán en la campaña contra la violencia machista en contenedores

El Ayuntamiento argumenta que "es mejor que no aparezca ningún perfil político para evitar cualquier interpretación"

La Comunidad tacha de "censura intolerable y sectaria" que el Consistorio vete a la presidenta regional

Agencias

Manuela Carmena y Cristina Cifuentes.

Manuela Carmena y Cristina Cifuentes. / AGUSTIN CATALAN

La campaña contra la violencia machista que tomará forma en contenedores de vidrio gracias a las fotografías de las mujeres que participaron en la exposición fotográfica 'Movimiento sin Piedad' no contará con dos de sus retratos, el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ni el de la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, pese a formar parte de la misma.
Según han informado fuentes municipales, el Ayuntamiento consideró que "es mejor que no aparezca ningún perfil político en la exposición de calle para evitar cualquier interpretación, controversia o acto vandálico que empañe la causa principal de la campaña".

Para el Consistorio es "absurdo" que se pueda "generar polémica porque Cifuentes no aparezca en unos contenedores de vidrio" cuando lo importante es "el contenido de la campaña y la lucha contra la violencia machista". Tal y como ha avanzado El Mundo, la campaña se desarrollará en el paseo del Prado y en la calle Serrano hasta el 21 de marzo. La fotografías que se utilizarán para la misma parten de la exposición que aún permanece en Nave de Motores, donde hay un total de 22 retratos de mujeres.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración de la Comunidad de Madrid y con el respaldo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y recauda fondos a través de la venta del libro con los retratos, que irán destinados a dos proyectos por la igualdad de género de la Fundación Luz Casanova, creada en 2007 por las Apostólicas del Corazón de Jesús.

La Comunidad lo tacha de "censura"

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, ha tachado este martes de "censura intolerable y sectaria" que el Ayuntamiento de Madrid quitase la imagen Cifuentes y ha pedido la "rectificación inmediata". En rueda de prensa, Garrido ha denunciado lo que consideran que es "claramente un acto de censura absolutamente intolerable y sectaria".

A esto hay que sumarle, según el consejero regional, "la mentira" porque la justificación de la retirada de la presidenta venía argumentada en el sentido de que ni Cifuentes ni Carmena, aparecerían cuando la primera edil ya había renunciado a ello. Se trata, ha dicho el portavoz del Ejecutivo, de un acto "premeditado de sectarismo, de censura por parte de un Gobierno de izquierda radical del Ayuntamiento de Madrid". Garrido espera que se lleve a cabo una "rectificación inmediata" y ha puesto el foco en cómo se ha pedido la retirada.

"Ha sido a través de una llamadita, no de ningún proceso reglado. A través de una llamadita de advertencia a la empresa, impropia de una administración democrática y propia de regímenes totalitarios que parecen inspirar la actuación de Podemos en esta y otras ocasiones", ha espetado.