23 oct 2020

Ir a contenido

IMPUESTOS DEL SORTEO EXTRAORDINARIO

¿Cuánto se queda Hacienda de un premio de la Lotería de Navidad 2020?

Solo el gordo y los premios segundo y tercero mantienen la obligación de tributar, debido a la subida del importe exento a 40.000 euros

Manuela Valdés

Persona comprando en una administración de lotería.

Persona comprando en una administración de lotería.

Los premios de la Lotería de Navidad pagarán este 2020 menos impuestos. El importe exento ha subido este año a 40.000 euros (el año pasado era de 20.000), según se estableció en los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Por encima de esa cantidad, sin embargo, el gravamen sigue siendo el mismo: un 20%

En consecuencia, solo mantienen la obligación de tributar el gordo y los premios segundo y tercero, ya que ni los cuartos ni los quintos superan el umbral exento. Así queda, por tanto, la tributación de los premios de la Lotería de Navidad:

-Gordo de Navidad: Premiado con 400.000 euros por décimo. Se tributará solo por 360.000 euros, sobre los que se gravará el 20%. Así, el premiado se quedará con 328.000 euros y Hacienda con 72.000 euros.

-Segundo premio: 125.000 euros al décimo. Se gravarán solo 85.000 euros, quedando 17.000 euros para Hacienda y 108.000 euros para el premiado.

-Tercer premio: Con 50.000 euros por décimo quedarían 2.000 euros para Hacienda y 48.000 euros para el dueño del boleto ganador.

-Cuarto premio: 20.000 euros por décimo. La cifra queda por debajo del importe exento, por lo que el premiado recibirá la totalidad del premio.

-Quinto premio: 6.000 euros por décimo. Al ser una cuantía menor de 40.000 euros, los ganadores de este premio no tendrán que pagar nada a Hacienda.

-Pedrea, resto de aproximaciones y reintegros: Todos por debajo de los 40.000 euros, quedarán exentos.

El próximo 22 de diciembre podrás saber si has sido agraciado con algún premio con el comprobador de premios de EL PERIÓDICO y seguir en directo en esta página el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad

¿Cómo se declara el premio?

Los premiados en el sorteo del 22 diciembre no deberán preocuparse de cómo declarar este dinero. Al ir a cobrar el premio, Hacienda ya se queda con su parte de forma automática.

Sin embargo, si el dinero recibido se reinvierte, los rendimientos de la inversión sí que deberían tributar a Hacienda en forma de intereses bancarios o a través del impuesto de patrimonio.

Los premios de Lotería no se incluyen en la base imponible del IRPF. Así que no habrá que pagar más en la declaración anual. Tampoco afectan a la hora de obtener ayudas públicas para becas o prestaciones sociales. 

¿Y si el premio se comparte?

En el caso de que sea un premio compartido, podría entrar en juego el impuesto de sucesiones y donaciones, que pagaría quien reciba el premio, y que depende de cada comunidad autónoma. Para ahorrárselo, lo más conveniente es informar de que el premio es compartido a la hora de recogerlo en la administración. 

Si el cobro se realiza a través del banco, los asesores fiscales también recomiendan que desde un principio se identifique a todos los ganadores. En primer lugar, porque la entidad está obligada a informar a la Agencia Tributaria y, en segundo lugar, porque si lo cobra una sola persona y luego se reparte, Hacienda puede considerar dicho pago como una donación y, por lo tanto, las arcas públicas se verían doblemente premiadas.

¿Y si el ganador del premio no es una persona física?

En el caso de que el agraciado sea una empresa, asociación, fundación, cooperativa o cualquier otra forma jurídica de sociedad, las obligaciones cambian. La cantidad que gane quedará integrada en su base imponible del impuesto de sociedades, descontándose la retención practicada de la cantidad que les resulte a pagar.