NBA

Ja Morant, la eclosión de una estrella

El base de 22 años de los Grizzlies acaba con la imbatibilidad de los Warriors y refuerza su brillante inicio de temporada con números de 'all star'

Ja Morant deja una bandeja en el encuentro disputado en la cancha de los Warriors

Ja Morant deja una bandeja en el encuentro disputado en la cancha de los Warriors / Kyle Terada / Reuters

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Las expectactivas que existían en los Memphis Grizzlies en torno a Temetrius Jamel ‘Ja’ Morant eran altas esta temporada. Pero la eclosión del base de Dalzell (Carolina del Sur) en su tercera temporada está superando todo lo que podían imaginarse. Sin ir más lejos, Ja Morant se vistió de héroe para dominar a los Warriors a domicilio y cortar la racha del invicto equipo de Stephen Curry (101-104) anotando 30 puntos y la canasta decisiva en un partido que necesitó la prórroga.    

En plena fase de reconstrucción, Memphis apostó firmemente por este base de 22 años y 1,91 de estatura, en el que nadie reparó en su etapa en el instituto. Ahora lidera el ránking de anotadores de la NBA con 30,4 puntos, por delante de Curry y de Kevin Durant, y por talento, creatividad, potencia y velocidad parece lanzado hacia su primera aparición en el All Star.

Detectado por casualidad

Fue por casualidad como un entrenador asistente de Murray State, James Kane, reparó en él y le abrió las puertas del baloncesto universitario, cuando asistía a un campus de entrenamiento. Mientras iba a comer, observó a Morant en una pista auxiliar mientras disputada un tres para tres, alejado de los focos. Kane quedó gratamente sorprendido, pasó informes suyos y la universidad de Murray acabó ofreciéndole una beca.

En sus dos años universitarios, Morant tuvo un enorme impacto, para convertirse en el primer jugador de la historia de la NCAA en promediar como mínimo 20 puntos y 10 asistencias en una temporada. Su fama, llevó a los Grizzlies, en plena etapa de reconstrucción, a apostar por él como número número dos del ‘draft’ del 2019, solo por detrás de Zion Williamson, de los Pelicans, una decisión que algunos de sus firmes admiradores empiezan a cuestionar.

En su primera temporada, Morant ya fue elegido como ‘rookie’ del año. En la pasada, consiguió llevar a los Grizzlies a los ‘play-offs’ tras deshacerse de los Warriors en el ‘play-in’. Y en esta, sus prestaciones al máximo nivel empiezan a ser una constante. Son solo cinco partidos los que han jugado los Grizzlies, pero sus números asombran: 37 puntos frente a los Cavaliers; 28 frente a los Clippers; 40 frente a los Lakers, 17 frente a los los Blazers y30 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 robos frente a Golden State.

Un líder en la cancha

"La posición de base está muy cargada de grandes jugadores. Yo creo que soy uno de los mejores cinco de la NBA junto con Stephen Curry, Chris Paul, Damian Lillard y Russell Westbrook. Algunos otros tienen que quedarse fuera", asegura el jugador de Memphis, que ha dado un paso adelante en su juego, que puede convertirle en uno de los jugadores dominantes de la década.

Noticias relacionadas

Más allá de su capacidad para el bote y el dribling, de su explosividad y su capacidad de salto, Ja Morant ha disparado su eficacia en la línea de tres. Está promediando un 40,6% de acierto con 6,4 intentos por noche, frente al 31,7% y 3,2 de sus dos primeras temporadas. Además, según NBA Stats, su anotación en la pintura (16 puntos por noche) es la segunda mejor solo por detrás de Anthony Davis (16,8) y por delante de jugadores como Jokic o Antetokounmpo. Es el único base en un aspecto del juego dominada por aleros y pívots.

“Ja está dando grande pasos como jugador y como líder. Su voz resuena en todas partes de la cancha", afirma su entrenador Taylor Jenkins, anticipando lo que puede ser una carrera excepcional.