La final de la NBA

Los Bucks derriban a los Suns y están a una victoria del anillo

Antetokounmpo lidera con 32 puntos la actuación de Milwaukee con Middleton y Holiday también en plan estelar

Antetokounmpo celebra con sus compañeros de los Bucks la victoria en Phoenix

Antetokounmpo celebra con sus compañeros de los Bucks la victoria en Phoenix / Tannen Maury / Efe

2
Se lee en minutos

Los Milwaukee Bucks ganaron a domicilio este sábado a los Phoenix Suns (119-123) para colocar el 2-3 en las finales y serán campeones de la NBA si logran la victoria en su cancha el próximo martes.

La portentosa actuación de los Bucks se basó en el fantástico rendimiento de su trío estelar: Giannis Antetokounmpo (32 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias), Khris Middleton (29 puntos y 7 rebotes) y Jrue Holiday (27 puntos y 13 asistencias).

Por parte de los Suns, Devin Booker anotó 40 puntos pero estuvo demasiado solo en la ofensiva local durante la mayor parte del encuentro.

Tras cuatro partidos que se resolvieron con victorias locales, los Bucks arrebataron el factor cancha a los Suns y acarician su primer anillo de la NBA en medio siglo (solo cuentan en sus vitrinas con el título de 1971). Los de Milwaukee perdieron los dos primeros encuentros de estas Finales, pero se han recuperado a lo grande al llevarse los tres siguientes.

Robo a Booker

Esta última no fue una victoria fácil, ya que tras dominar el duelo desde el segundo cuarto los Bucks vieron cómo los Suns se situaban a un solo punto y con posesión para ganar a falta de solo 29 segundos en el último cuarto. Pero en la jugada clave del partido, Holiday robó el balón a Booker y le regaló un 'alley-oop' al contraataque a Antetokounmpo, que además tuvo un tiro libre adicional.

El griego falló desde la personal, pero agarró su propio rebote y Middleton se encargó de cerrar el encuentro. En un quinto partido de altísima anotación, los Bucks dominaron el rebote (46 por 39) con 11 de ellos en ataque (8 de los Suns).

Noticias relacionadas

Hasta los últimos compases del encuentro, los Suns echaron en falta la mejor versión de Chris Paul, que al final acabó con 21 puntos y 11 asistencias y que fue clave para intentar la remontada local.

Los Suns tendrán que ganar como visitantes el martes en Milwaukee para forzar un séptimo partido que se jugaría el jueves en Phoenix.