NBA

Irving regresa a Brooklyn y abre la era del ‘Big three’

“Estoy de vuelta y entusiasmado con la llegada de Harden. Necesitaba una pausa”, asegura el base de los Nets

Kyrie Irving, en un entrenamiento con los Nets

Kyrie Irving, en un entrenamiento con los Nets / Sarah Stier / AFP

Se lee en minutos

Con Kyrie Irving de vuelta los entrenamientos y preparado para regresar a las canchas, después de dos semanas prácticamente desaparecido, todo parece encajar al fin en los Brooklyn Nets, el equipo que ha disparado las expectativas reuniendo a tres de los mejores anotadores del campeonato: James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving, y anticipando la llegada de una nueva era en la NBA.

La ausencia de Irving durante estas dos últimas semanas había rebajado el tono de euforia generado con la llegada de Harden, el bombazo de la temporada. De baja en los entrenamientos y ausente en los últimos siete partidos, a Irving se le había visto en las redes sociales en la fiesta de cumpleaños de su hermana, junto a un grupo de 15 personas sin  mascarilla, incumpliendo todos los protocolos de salud, lo que le costará una multa de 50.000 dólares de la NBA y una pérdida en torno a los 800.000 dólares de salario por los partidos no jugados por la cuarentena.

Empezaron a correr los comentarios sobre su mala actitud y también noticias de que el club no conseguía ponerse en contacto con él. Nada consistente. De vuelta a los entrenamientos de los Nets, Irving ha zanjado todo el debate, asegurando que han existido razones personales para su ausencia y reafirmando su compromiso con los Nets.

Cuestiones familiares

“Necesitaba una pausa. Hay muchas cuestiones familiares y personales, que me corresponden a mí tratarlas. Lo quiero dejar ahí”, apuntó Irving sin querer entrar en detalles. “He hablado con el equipo y con los que debía hacerlo y ahora miramos adelante. Asumo toda la responsabilidad por mis ausencias.  Estoy feliz de estar de regreso, feliz de estar de nuevo con estos jugadores”, indicó Irving, el base que hizo posible junto a Lebron James conquistar un anillo de la NBA para los Cleveland Cavaliers.

“Cuando te tomas un respiro, es divertido ver la gran cantidad de suposiciones que se hacen sobre lo que está pasando. Es difícil ignorar todo lo que está pasando política y socialmente, y quiero generar cambios a diario. Hay muchas comunidades necesitadas que son más grandes que una pelota entrando en el aro”, asegura Irving que en estos últimos meses ha sido uno de los jugadores de la NBA más comprometidos a nivel social.

Te puede interesar

Ahora, de vuelta a los Nets, Irving augura un futuro prometedor para el ambicioso proyecto del multimillonario empresario taiwanés Josep Thai, cofundador y vicepresidente del grupo de comercio electrónico Alibaba, y en manos de Steve Nash en el banquillo. “Estoy entusiasmado por tener a Harden aquí. Me entusiasma jugar con grandes jugadores que han estado en Liga durante mucho tiempo y que han vivido tanto. James está alineado a nosotros en cuanto a experiencia y sumarlo a nuestro vestuario es genial para nosotros”, analiza el base nacido en Melbourne, y nacionalizado estadounidense, sobre el nuevo ‘Big three’ que aspira a reinar en la Liga si  consiguen la química necesaria en la cancha. Mientras, el resto de sus rivales, incluidos los Lakers, empiezan a plantearse alternativas que puedan igualar su pegada.