15 ago 2020

Ir a contenido

PRIMEROS PARTIDOS EN LA BURBUJA DE DISNEY

La NBA regresa con protestas contra las injusticias raciales

Los jugadores escucharon el himno arrodillados, con la cabeza agachada y con camisetas de Black Lives Matter

José María Expósito

Los jugadores de Lakers y Clippers escuchan el himno arrodillados y con camisetas de Black Lives Matter.

Los jugadores de Lakers y Clippers escuchan el himno arrodillados y con camisetas de Black Lives Matter. / MIKE EHRMANN (AP)

Habían pasado 141 días desde la suspensión de la NBA. Cerca de  cinco meses desde que el positivo de covid-19 de Rudy Gobert, el pívot de los Jazz, obligó a la liga a mandar a los jugadores a casa y detener una competición que en la madrugada del viernes se retomó en la burbuja (el fortín) de Disney World con un Jazz-Pelicans (106-104). Gobert ganó el salto inicial, anotó la primera canasta y los dos tiros libres finales que dieron la victoria de los de Utah. Disney ya tiene medio guion para su próxima película.

Pero no sería una película naif. Los jugadores, con la connivencia de las franquicias y de la propia NBA, que no ha cometido las torpezas de la NFL pese a que su propio reglamento prohíbe manifestaciones de este tipo, convirtieron el regreso a las pistas en una reivindicación colectiva contra la violencia racialArrodillados y con camisetas del movimiento 'Black lives matter' escucharon el himno de EEUU tanto jugadores como técnicos y árbitros de los dos partidos disputados (los Lakers derrotaron a los Clippers por 103-101).

"La parte más dura del partido para mí ha sido estar arrodillado durante dos minutos", dijo Doc Rivers, en lo que parecía otra broma del carismático técnico de los Clippers. Pero fue más allá: "En dos minutos a mí me dolía la rodilla y hubo un tipo que tuvo la suya encima del cuello de otra persona durante ocho minutos... Si lo piensas, es una locura", añadió, en referencia a la muerte de George Floyd, que catalizó este movimiento. 

Con chaleco antibalas

Los jugadores saltaron a la pista con camisetas en las que en lugar de nombre lucía un mensaje elegido por ellos mismos de una lista cerrada propuesta por la NBA, como 'Igualdad', 'Paz', 'Justicia ahora', 'Cuántos más' o 'Di sus nombres'. El base de los Jazz Donovan Michell fue aún más allá al atender a la prensa con un chaleco antibalas con el nombre de víctimas de violencia racial. Lebron James declinó lucir cualquier lema al entender que la NBA no le había consultado el asunto.

 

En cualquier caso, 'King' James volvió a encabezar el movimiento de los jugadores. "Entendemos lo que está pasando en la sociedad. Estamos lidiando con mucho racismo, mucha injusticia social y brutalidad policial. Este es un buen comienzo. Pero no podemos parar. Mantendremos el pie en el acelerador como lo hemos hecho en los últimos dos meses", dijo tras su choque.

Pese a la buena defensa de Kahwi Leonard, que le dejó en 16 puntos, Lebron anotó la canasta decisiva a 12 segundos del final (cogiendo su propio rebote) y selló el triunfo con una gran defensa en la última jugada primero sobre Leonard y luego sobre Paul George. Un verdadero líder dentro y fuera de la pista.

Temas LeBron James