01 abr 2020

Ir a contenido

EL COVID-19

La NBA no se reanudará hasta junio y con la duda de si ir a Tokio

Los jugadores podrián no percibir el salario del final de temporada si el campeonato se suspende definitivamente por el coronavirus

El Staples Center de Los Ángeles, cerrado y sin actividad.

El Staples Center de Los Ángeles, cerrado y sin actividad. / Gary A Vasquez- / USA TODAY Sports

Los propietarios y ejecutivos de la NBA están considerando que la actividad de la Liga podría reanudarse entre mediados o finales de junio pero con la duda de si es conveniente o no que las estrellas del baloncesto de Estados Unidos acudan a Tokio siempre y cuando el coronavirus permita celebrar el certamen olímpico.

De acuerdo a fuentes allegadas a la Liga, aunque los propietarios consideran que para esas fechas se podría reanudar la temporada, suspendida de manera indefinida el miércoles, también existen el temor de que el campeonato se pierda completamente. Lo anterior porque están basándose principalmente en lo que algunos expertos ven como una lenta respuesta de Estados Unidos para aplanar la curva del coronavirus y hacer que las pruebas estén disponibles de manera generalizada.

La NBA aún no ha brindado orientación sobre cuando se podrá reanudar la competición


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emitieron una recomendación el domingo por la noche de que ningún evento o reunión debe incluir a más de 50 personas durante las próximas ocho semanas. La NBA aún no ha brindado orientación a los equipos sobre el cronograma para la reanudación del juego, pero las propias organizaciones se están preparando para la posibilidad de una larga pausa basada en los hechos que rodean el brote de coronavirus.

La Liga decidió suspender la temporada el miércoles, luego de que el pívot de los Jazz de Utah, Rudy Gobert, diera positivo por el coronavirus, ese día. En tanto, los propietarios esperan las proyecciones financieras de la Liga sobre la pérdida de ingresos. J.B. Lockhart, director financiero de la NBA, ha liderado el esfuerzo para ofrecer a los propietarios lo que todos esperan que sea un desafío para las proyecciones financieras en un futuro a corto plazo lleno de incertidumbre y volatilidad.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Se prevé que la NBA proporcione proyecciones en tres escenarios principales: costos financieros de cerrar la temporada, reiniciar sin aficionados en el campo de juego, o jugar los partidos de playoffs con aficionados. Por el momento, existe el plan de trabajo para que los partidos se celebren sin aficionados, por lo que se les ha dicho a los equipos que busquen fechas en agosto para la postemporada.

El sindicato de jugadores  rno es favorable a dejar ir a sus estrellas a Tokio por el riesgo de contagio


Se ha ordenado a los equipos que brinden a la oficina de la liga fechas potenciales en lugares de juego cercanos más pequeños, incluidas las instalaciones de práctica de equipos, que podrían evitar el uso de arenas vacías y cavernosas y posiblemente proporcionar telones de fondo a líneas únicas de visualización de televisión. El comisionado de la NBA, Adam Silver, está alentando a su liga a estar abierto a ideas experimentales en cada área (formato de programación, lugares, televisión) sobre cómo responder a una crisis sin precedentes.

De suspenderse por completo la temporada regular, entonces, de acuerdo al convenio colectivo, los dueños de la NBA tendrían la opción de no pagar los salarios a los jugadores que aún les toca recibir este año a los profesionales.
Pero lo más importante es que si la NBA considera cancelar toda la competición significa que no hay seguridad en cuanto a la integridad de los jugadores frente a la pandemia del coronavirus.

El sindicato de jugadores con toda seguridad, en ese escenario, tampoco va a permitir que los profesionales de la NBA compitan en Tokio ante el riesgo que pueda correr su salud, además de no tener tiempo material para llegar bien preparados físicamente.