Ir a contenido

HISTORIAS DE LA NBA

Rendidos a Doncic

El base esloveno de 19 años solo ha necesitado dos semanas para disipar dudas y convencer al aficionado de los Mavericks de su descomunal talento

Luis Mendiola

Luka Doncic lanza a canasta por encima de Alex Len en el partido disputado en Atlanta

Luka Doncic lanza a canasta por encima de Alex Len en el partido disputado en Atlanta / DALE ZANINE (USA TODAY SPORTS)

La secuencia que corre por Twitter sobre Luka Doncic estos días es más o menos así:

Un aficionado de los Mavericks antes del ‘draft’ de la NBA : ‘Para qué queremos a este chico blanco y lento’. Después de la pretemporada: ‘Puede que no sea tan malo’. En su estreno oficial (acabó con 10 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias): ‘Este chico sabe jugar’. Y tras la explosión ante los Wolves (sumó 26 puntos, 6 rebotes): ‘Este chaval va para ‘Rookie del año’.

Apenas ha necesitado dos semanas el esloveno para acabar con las dudas y mostrar destellos de la clase que atesora con apenas 19 años. Un base con el cuerpo de un alero, con una gran manejo de balón, mucha amenaza de tiro y un enorme margen de mejora.

El aficionado de Estados Unidos ha descubierto las razones por las que Europa se había enamorado de un talento que, por su precocidad, generó comparaciones con Sabonis, Kukoc o Petrovic y que empieza a despertar el entusiasmo que acompañó  en sus primeros pasos a Nowitzki, Pau Gasol o Parker, prometedores europeos que llegaron a la NBA bajo sospecha y acabaron por triunfar.

En ese clima de euforia, Mark Cuban, el propietario de los Mavericks, se vanagloria de haber cerrado una jugada maestra con su traspaso después de que los Hawks lo escogieran con el número tres del ‘draft’ a cambio de Trae Young, a quien Dallas escogió en el puesto cinco. “Su fichaje es un verdadero negocio. Tiene mucho camino que recorrer, pero este es un gran comienzo”, asegura el multimillonario.

Tras los pasos de Lebron

Más allá de si el techo de Doncic superará al de Young o al del mismísimo DeAndre Ayton, el indiscutible número uno, elegido por los  Suns, y más allá, también, de lo que impresionan sus números (está en una media de 19 puntos, 6,5 rebotes y 3,8 asistencias) y sus datos estadíticos (es el segundo más joven en firmar en uno de sus dos primeros partidos más de 25 puntos, más de 5 rebotes y +3 de asistencias; el primero fue Lebron James, con 18 años y 303 días), el jugador esloveno ha impactado por su inteligencia y su conocimiento del juego.

La televisión no ha parado de repetir hasta la saciedad una jugada, en el partido frente a los Bulls, que define su capacidad de creación: hace llegar el balón al pívot DeAndre Jordan, en medio de dos defensores, después de engañar con una finta a un veterano como Justin Holiday con un pase por la espalda que le descoloca.

 “Jamás vi nada igual en su jugador de su edad. Es mucho mejor que yo a los 19. Creo que va a ser muy grande para nosotros durante mucho, mucho tiempo”, aseveró Dirk Nowitzki, que se ha encargado de tutelar sus primeros pasos después de renovar una temporada más con los Mavericks, cumplidos ya los 40.

En la línea que ha marcado su descollante carrera, Doncic no ha tardado en marcarse objetivos ambiciosos. “Me planteo llevar a mi equipo a los ‘play-offs’ y ser rookie del año”, anunció antes de empezar, y aunque mantiene los pies en el suelo, no descarta en el corto plazo otras metas. ”Nos queda un tiempo para ser candidatos al anillo, pero ya lo tengo en la cabeza”.

 'Wonderboy' empieza a lo grande su escalada a la cima en la mejor liga del mundo.