Ir a contenido

HAZAÑA EN EEUU

Calderón 'imita' a Pau Gasol

El jugador extremeño de los Cavaliers se convierte en el segundo español que disputa una final de la NBA

José María Ortiz / Cáceres

José Manuel Calderón preparada una jugada.

José Manuel Calderón preparada una jugada. / TWITTER / J. M. CALDERÓN

Hace ahora un año José Manuel Calderón (Villanueva de la Serena, 28 de septiembre de 1981) se vio extraordinariamente frustrado por el hecho de que firmara por Golden State Warriors y, el mismo día, se quedara fuera del equipo tras una inoportunísima lesión de Kevin Durant. Con ello, se esfumaba su sueño de alcanzar un anillo de la NBA. Paradójicamente, pirueta del destino,  al jugador extremeño le va a dar para porfiar por él. Será al lado de Lebron James en Claveland Cavaliers, verdugo de los Celtics de Boston en el séptimo partido (79-87) de la final de la Conferencia Este.

"A la final de la NBA. Campeones del Este. Muy feliz por este equipo. Otro séptimo partido y este fuera de casa", escribió Calderón en su cuenta de Twitter, aunque no llegó a jugar un solo minuto, pero que está viviendo esta experiencia de la mejor manera, alabado por el propio Lebron y esperando más minutos. 'Calde', cauto, siempre está preparado.

Temporada número 13

Sería rizar el rizo, pero Calderón quiere ser campeón, como lo fue su amigo Pau Gasol con los Lakers en un par de oportunidades. Con diferente rol, pero con la misma ilusión. Es su temporada número 13 en la NBA y, como dijo en una entrevista el pasado verano, "aún me veo dos o tres años más aquí". Sí tiene claro que su carrera acabará cuando se termine su aventura en Estados Unidos. Ni Madrid, ni Barcelona, ni Vitoria. "Me gustaría llegar a 15 años de profesional. Voy a empezar el13 y como mínimo me gustaría llegar a 15. Me parece un número de temporadas serio, importante. Me encuentro muy bien, creo que tres años más podré jugar sin problemas. Cuando acabe en la NBA será mi final en el baloncesto”, expresó en pleno campus veraniego en Extremadura, otra de sus pasiones cuando vuelve a casa en sus vacaciones.

Con 38 años

El momento es el mejor para Calderón, teóricamente en el ocaso de una carrera espectacular, aunque con altibajos. Desde los inicios en Toronto hasta ahora, en Cleveland, el extremeño ha sido unánimemente respetado. Jamás ha levantado la voz en sentido negativo. Como cuando era clave en la selección española, que evidenció cuando le llegó su momento, su espíritu de equipo lo ha acreditado allí donde ha estado.

Ahora, en la perspectiva del título, el villanovense, un ídolo en su tierra, hace historia y enorgullece a sus paisanos. Camino de los 38 años, nunca es tarde si la dicha es la mejor.

0 Comentarios
cargando