Ir a contenido

LOS 'PLAYOFFS' DE LA NBA

Lebron James, más determinante que nunca

El jugador estrella de los Cavaliers se clasifica para su décima final de Conferencia tras barrer a los Raptors con números espectaculares

Luis Mendiola

Lebron James, al lado de Kevin Love, en un tiempo muerto del cuarto partido frente a los Raptors

Lebron James, al lado de Kevin Love, en un tiempo muerto del cuarto partido frente a los Raptors / DAVID MAXWELL (EFE)

Lebron James y los Cavaliers han disipado todas las dudas que han surgido en los últimos meses sobre su fiabilidad. Después de una temporada desconcertante, plagada de altibajos, de una durísima primera ronda de 'playoffs', después de un séptimo partido a todo o nada frente a los Indiana Pacers, los Cavs se han hecho con uno de las plazas de las finales para la Conferencia Este.

La versión más competitiva de los Cavaliers, la que ha barrido en las semifinales a los Raptors (4-0), ha aparecido a tiempo, enganchada también al Lebron más determinante y arrollador que nunca y eso dará un margen de descanso al equipo de Tyronn Lue, mientras se resuelve la otra semifinal que dominan los Celtics frente a los Sixers (3-1), tras el primer triunfo del equipo de Philadelphia esta pasada madrugada.

Si durante toda la temporada, los números de Lebron James han sido espléndidos, el jugador estrella de los Cavs se presentará en su décima final de Conferencia en las 12 últimas temporadas, después de asumir un papel absolutamente determinante en los 'playoffs'. En el cuarto encuentro frente a los Raptors  sentenció la serie con 29 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias (128-93). Y sus medias  en esta semifinal han sido de escándalo: 34 puntos, 11,3 asistencias y 8,3 rebotes.

La facilidad para convertir en habitual lo extraordinario por parte de Lebron se refleja en los números con los que ha completado en esta serie. La aportación conjunta de Kyle Lowry y Demar DeRozan, las dos estrellas de los Raptors  (138 puntos, 30 rebotes, 46 asistencias) ha quedado eclipsada por los de 'King' James (136 puntos, 33 rebotes, 45 asistencias), lo que da una dimensión nueva de su incidencia en la cancha.

Muchos cambios

Durante todo el año había ido extendiéndose la sensación de vulnerabilidad de los Cavaliers. De final de etapa. Y esa sensación no acabó de desaparecer a pesar de la revolución vivida en Ohio con motivo del parón de febrero por el All-Star (la salida de Thomas, Wade, Rose y Crowder, entre otros, y la llegada de Hill, Hood, Clarkson y Nance Jr). Pero la exigencia física frente a los Pacers y el desafío de los Raptors, el mejor equipo del Este, con sus 59 victorias, han logrado colocar al fin al equipo de Cleveland en el camino correcto.   

  

Frente a los Pacers, apareció la versión más determinante de Lebron, asumiendo el 36% de los puntos del equipo, y asumiendo tiros ganadores como el del quinto encuentro, anotado sobre la bocina. Pero frente a los Raptors, la estrella de los Cavs se ha podido dosificar (un 28,7% de los puntos), bien secundado por sus compañeros, contagiados por el espíritu competitivo del 'rey', que sigue marcando el paso en el Este.

Hasta seis jugadores acabaron en dobles figuras frente a los Raptors, empezando por Kevin Love, que ha resucitado por completo después de un año decepcionante, y siguiendo por Korver, J.R. Smith, Green y Hill. Los Cavaliers ya no parecen un equipo vulgar y dependiente de Lebron, sino un sólido contendiente al título.

“Defensivamente estos 11 partidos han sido muy buenos, pero ofensivamente hemos empezando a coger el ritmo y empezamos a ser conscientes de lo que somos capaces de hacer y hasta dónde podemos llegar”, augura Lebron, que camina disparado, con permiso de Celtics o Sixers, hacia su octava final consecutiva de la NBA. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.