Ir a contenido

LOS PLAYOFFS DE LA NBA

Curry, el regreso de Mister Triple

El base de Golden State reaparece con una exhibición ante los Pelicans después de cinco semanas de ausencia por lesión

Luis Mendiola

Stepehn Curry celebra su primer triple en la eliminatoria frente a los Pelicans

Stepehn Curry celebra su primer triple en la eliminatoria frente a los Pelicans / Ben Margot (AP)

No había jugado ni un solo encuentro en las últimas cinco semanas. Pero cuando apareció en el escenario fue como si no se hubiera estado ausente ni un solo instante. Antes del salto inicial, completó su ritual de preparación y lanzó un triple desde el túnel que lleva al vestuario. Solo necesitó dos intentos para anotarlo. Después, en contra de lo habitual, se fue al banquillo a esperar su momento mientras se iniciaba el partido.

 “Para mí fue una eternidad. Cuando se encienden las luces después de presentar a los equipos, tu mente está normalmente activada. Tuve que calmarme y ser paciente. Pareció que se demoraba una eternidad, pero fue una buena sensación la de volver al parquet, relajarse y divertirse”, explicó al concluir el encuentro.

Aunque la espera se le hizo muy larga, Stephen Curry, en realidad, ingresó en el partido de semifinales ante los Pelicans cuando faltaban 4.20 minutos para cerrar el primer cuarto. Y, una vez dentro, todo acabó de encajar en los Golden State Warriors, que de repente encontró espacios, líneas claras de pase y tiros abiertos, para llevarse el triunfo por 121-116 y situar el 2-0 en la semifinal de la conferencia Oeste, que ahora viajará a Nueva Orleans para el tercer y el cuarto encuentro, el viernes y el domingo. 

A pesar de perderse los últimos 16 partidos de los Golden State Warriors por un esguince de segundo grado en el ligamento lateral de la rodilla izquierda, diez de la temporada regular y seis de los playoffs (cinco frente a los Spurs de Pau Gasol en primera ronda y el primero contra los Pelicans de Nikola Mirotic), Curry demostró la facilidad que tiene para jugar al baloncesto y para sumar. A los 11 segundos de estar en cancha, anotó el primero de los cinco triples en 10 intentos.    

Sus números volvieron a encumbrarlo como uno de los protagonistas del partido: 28 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias en 27 minutos (el técnico Steve Kerr había dicho que limitaría su presencia a 24 minutos) para un + 26 de valoración personal.  

Con su presencia, los Warriors, que han iniciado los playoff con problemas en el lanzamiento exterior (son el 13ª equipo de los 16 que compiten en las series por el título tanto en triples como en porcentaje) recuperan toda su pegada, a uno de los uno de los mejores lanzadores de siempre, el séptimo anotador histórico desde el triple (2.129) y el máximo anotador de la línea exterior durante cinco temporadas seguidas.

“Esperábamos que tuviera algún tipo de cansancio en sus piernas tras la ausencia de la competición, epro de inmediato demostró que está en plenitud de forma”, valoró el técnico de Golden State, Steve Kerr. “Así es Steph. No necesita mucho tiempo para calentarse”