Ir a contenido

ADIÓS A UNA LEYENDA

Stephon Marbury se retira a los 41 años convertido en ídolo de la liga china

El base estadounidense ha jugado 13 años en la NBA y 9 en el país asiático, mucho más admirado que en su propio país

Marbury, en su último partido como jugador profesional del baloncesto.

Marbury, en su último partido como jugador profesional del baloncesto.

El base estadounidense Stephon Marbury, de 40 años, anunció su retirada del baloncesto después de 22 años de carrera, 13 de ellos en la NBA y 9 en la liga china, donde se ha convertido en todo un héroe nacional y ha conseguido aún más fama y prestigio que en su país de origen.

Marbury, que cumplirá 41 años la próxima semana, anunció el fin de su carrera como jugador profesional en una rueda de prensa el domingo, poco antes del último partido de fase regular de su actual equipo, los Beijing Fly Dragons de la División de honor.

Marbury, manteado por sus compañeros en su último encuentro en China. / AFP

El base nacido en el barrio neoyorquino de Brooklyn contribuyó con 20 puntos a la victoria de su equipo (104-92) ante los Jiangsu Dragons, pero el triunfo no bastó para que el equipo pequinés lograra el pase a los playoffs.

Visiblemente emocionado, Marbury saludó a la afición que había acudido a despedirle y entregó su camiseta con el dorsal número tres, el que llevó en casi todos sus equipos, a uno de sus compañeros actuales.

Seguir en China

Pese al adiós, en la rueda de prensa previa, el neoyorquino dio a entender que seguirá trabajando en China, aunque en labores técnicas y de desarrollo del deporte en el país.

"Ha sido una bendición ver cómo el baloncesto ha continuado creciendo y desarrollándose en este país en los últimos nueve años, espero que mi espíritu y la manera en la que jugué afecten a nuevas generaciones", señaló el jugador.

"En el futuro daré lo mejor de mí y mi amor por este deporte a los jóvenes en China, es mi deber", subrayó.

Dos All Star

El estadounidense comenzó a jugar en la NBA con los Timberwolves de Minnesota en 1996, y también pasó por los New Jersey Nets, los Phoenix Suns, los Boston Celtics y los New York Knicks de su ciudad, un periodo donde fue elegido para el All Star en dos ocasiones (2001 y 2003) y conquistó un bronce olímpico con EEUU en Atenas 2004.

Fue sin embargo en China, país en cuya liga aterrizó en 2010, donde Marbury ha conseguido mayores cotas de fama, hasta el punto de ser considerado el mejor baloncestista extranjero de todos los tiempos en la competición local.

En el país asiático, Marbury fichó en primer lugar con los Shanxi Brave Dragons, pero su entronización llegó con su posterior traspaso a los Beijing Ducks, equipo donde jugó entre 2011 y 2017 y al que lideró en la conquista de las únicas tres ligas que ha conseguido este club (2012, 2014 y 2015).

Marbury gozó de tanta popularidad en el equipo de los "patos" que éste erigió estatuas en su honor en la ciudad, montó un pequeño museo permanente de su figura en el estadio del equipo y le ayudó a conseguir la tarjeta de residencia permanente en China, un documento habitualmente reservado a honrar a científicos o diplomáticos.

Bajón y desavenencias

Por si esto fuera poco, el año pasado fue el protagonista de una película china sobre su vida, "Mi otro hogar", dirigida por Yang Zi y en la que también aparece otra estrella de la NBA ya retirada de las canchas, Allen Iverson.

El jugador deseaba terminar su carrera con los Beijing Ducks, pero cierto bajón en su nivel de juego y desacuerdos con la directiva le obligaron a marcharse el año pasado por la puerta de atrás y mudarse al otro equipo de la ciudad con plaza en la Primera división nacional, los Beijing Flying Dragons.

El estadounidense, por otro lado, es desde la pasada temporada presidente de los Beijing Lions, un equipo de la naciente Liga china de fútbol americano en pista cubierta.