Ir a contenido

CITA CUMBRE EN LA NBA

Durant y Curry someten a Lebron

Los Warriors se confirman con el mejor equipo de Liga, imponiéndose en Cleveland a los Cavs por segunda vez

Lebron James pelea con Draymond Green en el partido en Cleveland que revivió la final de la NBA

Lebron James pelea con Draymond Green en el partido en Cleveland que revivió la final de la NBA / Tony Dejak (AP)

La superioridad de los Warriors de Golden State como mejor equipo de la liga en todas las facetas del juego quedó de nuevo demostrado al derrotar a los Cavaliers de Cleveland en el segundo partido revancha de las pasadas finales de la NBA dentro de la ya tradicional festividad del Día de Martin Luther King.

El alero Kevin Durant anotó 32 puntos, incluidos 16 en el tercer periodo, y lideró de nuevo el ataque balanceado de los Warriors que derrotaron a domicilio por 108-118 a los Cavaliers.

Durant, que también aportó ocho rebotes y tres asistencias, tuvo el apoyo del base Stephen Curry que llegó a los 23 puntos, repartió ocho asistencias y recuperó dos balones. Klay Thompson acabó con 17. 

Racha negativa de los Cavs

La victoria de los Warriors (36-9), mejor marca de la liga, fue la 13ª consecutiva que logran fuera de su campo, mientras que los Cavaliers (26-17), que han perdido cuatro partidos seguidos, rompieron racha de 13 triunfos en fila que tenían en su campo del Quicken Loans Arena.

La mejor racha ganadora de los Warriors fuera de su campo es de 14 triunfos consecutivos que lograron en la temporada del 2015-16 cuando los Cavaliers les ganaron las finales.

Además de tener la mejor marca de la liga, los Warriors también son líderes en puntos, asistencias, tapones, porcentaje de tiro de campo, de triples y de personal.

Los Warriors, que ya habían ganado también a los Cavaliers, el Día de Navidad, en la primera revancha después de haber disputado ambos las pasadas finales de la NBA, con triunfo para el equipo californiano, volvieron a ser mejor equipo tanto en el apartado individual como colectivo.

El alero Lebron James volvió a ser el líder de los Cavaliers con 32 puntos, ocho rebotes y seis asistencias, que no pudieron hacer la diferencia ganadora. Y contó con el apoyo del base Isaiah Thomas, autor de 19 puntos, y 17 de Kevin Love.

La estrella de los Cavaliers necesita apenas 41 puntos más y se convertirá en el séptimo jugador en la historia de la NBA que alcanza la marca de 30.000 tantos como profesional.