Ir a contenido

LIGA NBA

Los Celtics logran su duodécima victoria consecutiva

El triunfo (95-94) ante Toronto consagra al equipo de Boston como el mejor de la NBA

Los jugadores de los Celtics y su afición celebran la victoria

Los jugadores de los Celtics y su afición celebran la victoria / Winslow Townson

Los Celtics no aflojan y mantienen su racha de victorias. Con la de anoche, ya suman 12. Esta vez el triunfo fue épico después de flirtear durante muchos minutos con la derrota. El jugador de los Raptors DeMar DeRozan  tuvo la oportunidad de darle la victoria a Toronto y terminar así con la espectacular racha de los Celtics. Pero no logró. Su tiro sobre la bocina tocó el aro y se acabó marchando fuera, haciendo que los Celtics celebraran un nuevo éxito. Este triunfo (95-94) les convierte en el equipo con mejor marca de la actual campaña de la NBA.

Sin el líder

La victoria llegó sin Kyrie Irving en pista. El jugador se lesionó durante el partido ante los Hornets de Charlotte, cuando fue golpeado involuntariamente en la cara por su compañero Aron Baynes. Ahora le toca esperaa a que le fabriquen una máscara facial para reaparecer lo antes posible.

Su ausencia fue, sin embargo, bien cubierta por sus compañeros. El alero Jaylen Brown aportó 18 puntos, mientras que el base reserva Terry Rozier consiguió 16 tantos. El pívot dominicano Al Horford también protagonizó una gran actuación. Recuperado de la conmoción cerebral que sufrió, se erigió como líder del ataque de su equipo. Horford, por su parte, encabezó la lista de los cinco jugadores de los Celtics que consiguieron acabar el partido con una anotación superior a los 10 puntos.

Jugador en racha

En la Conferencia Oeste, Harden sigue a lo suyo. Con un doble-doble de 26 puntos y 15 asistencias en 34 minutos de juego, el norteamericano sigue haciendo números para consagrarse como el MVP de la NBA. El año pasado se quedó a las puertas de conseguirlo. Sin embargo, los datos de esta temporada, en la que está firmando grandes actuaciones, le acercan a ser elegido el jugador más valioso de la competición.

El escolta de los Houston Rockets lleva una media de 30,5 puntos, 4,8 rebotes y 9,8 asistencias por partido. Y su equipo, líder de la Conferencia Oeste, se está aprovechando de su gran momento.

Otra noche para la historia

El escolta James Harden volvió a ser el líder de la ofensiva de los Rockets de Houston en la victoria a domicilio (95-118) ante los Pacers de Indiana. La victoria supuso el sexto triunfo consecutivo del equipo dejando en el recuerdo otra exhibición de Harden.

Esta vez la actuación del escolta tuvo un pero: la falta de inspiración en los triples. Harden falló 9 de 12 intentos; datos que compensó con un 9 de 21 en tiros de campo y 5 de 5 desde la línea de personal. Su liderazgo en ataque fue notable y los Rockets, que tienen la mejor marca de la Conferencia Oeste y la segunda de la NBA, controlaron el partido en todo momento.

Junto a Harden emergió la figura de Eric Gordon, que consiguió 21 puntos y fue el segundo máximo anotador a pesar de que falló 10 de 16 tiros de campo (incluidos 8 de 11 desde fuera del perímetro).

0 Comentarios
cargando