Ir a contenido

UNA historia de LES CORTS... La sede de La Caixa

Las elegantes torres negras de la Diagonal

La sede de La Caixa tiene una característica forma en zigzag que facilita la entrada de luz

ANNALISA PALUMBO / BARCELONA

Dos torres negras de altura desigual destacan en la esquina del barrio de La Maternitat i Sant Ramon. La sede central de CaixaBank (Diagonal, 621) fue proyectadas en 1974. «En el proyecto al principio trabajó Jordi Martí Oliveras-afirma el arquitecto Carles Fochs- y luego Josep Antoni Coderch se encargó de la volumetría y la fachada ». 

Las dos torres, propiedad de Inmobiliaria Colonial, SA, tienen una altura 85 y 48 metros. «Están construidas justo al revés de cómo las concibió Coderch, ya que él imaginó la torre más alta tocando la Diagonal como está la Torre de Agbar», sigue Fochs.

Construido entre 1979 y 1983, el edificio tiene una superficie total de 85.000 metros cuadrados. Las dos torres están unidas por un cuerpo central de tan solo dos plantas de altura, donde se encuentra el vestíbulo. «Coderch utilizó una estética de fachada quebrada que permitiese una modulación regular de suelos y techos así como la fácil colocación de mobiliario de oficina en su interior», explica Fochs. El arquitecto catalán ya había experimentado con el zigzagueo de las paredes en viviendas unifamiliares. El juego de volúmenes con entrantes y salientes se mantiene en toda la altura del edificio, que también refleja la búsqueda de luz y la ruptura con el clásico esquema de planta rectangular.

De color negro, las dos torres están cubiertas de cristales tintados que confieren al edificio un toque de elegancia y sobriedad. «La torre pequeña, que fue la primera en levantarse, al principio lucía una vestimenta de vidrio y aluminio natural, hasta que Coderch decidió usar aluminio lacado negro para la segunda y unificarlas luego pintando la fachada de la primera», explica Fochs.

El primer inquilino de las torres fue La Caixa de Pensions per a la Vellesa i d'Estalvis, que el 27 de julio de 1990 se fusionó con la Caixa d'Estalvis i Mont de Pietat de Barcelona, formando La Caixa. El logo de la mayor entidad bancaria catalana, destaca en la penúltima planta de cada una de las dos torres, donde se ubican dos rótulos giratorios, que recorren 8.500 kilómetros al año. «Probablemente, los rótulos no estaban presentes en el proyecto original y fueron añadidos por temas de publicidad», indica Fochs.

0 Comentarios
cargando