ASUNTOS PROPIOS

Sònia Cervantes: "Los que no creen a Rocío Carrasco ya no lo harán"

Sònia Cervantes, psicóloga de la serie documental de Rocío Carrasco.

Sònia Cervantes, psicóloga de la serie documental de Rocío Carrasco. / Ferran Nadeu

4
Se lee en minutos
Núria Navarro
Núria Navarro

Periodista

ver +

Llega a su fin 'Contar la verdad para seguir viva', la serie documental protagonizada por Rocío Carrasco que ha enganchado a una media de dos millones de espectadores y ha iluminado ángulos muertos de la vida de las mujeres: la violencia machista que opera a través de los hijos, la luz de gas, la violencia institucional. Sònia Cervantes (Barcelona, 1974), psicóloga que trabajó en seis temporadas del 'coach show' 'Hermano mayor', ha sido una de las expertas que ha esclarecido en plató los nudos del caso.

Es hora de sacar conclusiones.

Primero, la docuserie ha sido una terapia de reparación para Rocío Carrasco. Segundo, ha dado voz a millones de mujeres. Tercero, gracias al altavoz mediático, hemos podido ir expertos a desarrollar conceptos. Y cuarto, y muy importante, la visión de muchos hombres ha cambiado. Por Twitter me llegan mensajes de hombres que dicen: “Gracias; estoy aprendiendo”.

"Por Twitter me llegan mensajes de hombres que dicen: 'Gracias; estoy aprendiendo'"

Es una buena noticia, sí.

Debo admitir que yo misma no quise ver el primer episodio –aun declarándome feminista, el documental me ha hecho revisar mis propios prejuicios-; pero en el momento en que entré, me atrapó la familiaridad de un relato que he oído mil veces en consulta. Mientras lo emitían, tenía al lado a mi pareja, que normalmente trastea con el móvil, y se quedó enganchado. Le pregunté: “¿La crees?”. “Sí”, respondió. Y en su esquema no le entraba que una mujer renunciara a sus hijos, pero hoy lo entiende perfectamente. Los que no creen a Rocío Carrasco ya no la creerán.

Parece que es el caso de Rocío Flores. ¿Habría sido una candidata para 'Hermano mayor'?

Madre e hija son víctimas. Dicho esto, por lo que describe Rocío Carrasco, hubo un episodio de violencia filio-parental. Solo que en los casos de 'Hermano mayor' había un consenso entre el padre y la madre, y aquí no. El consenso es clave.

La joven ha podido escuchar largo y tendido a su madre.

Si te han instrumentalizado y sigues teniendo contacto con la persona que te instrumentaliza, por mucho que te hagan tomar conciencia, la escucha no funciona.

"El linchamiento mediático es aberrante, pornográfico. Es crueldad"

Sus redes se han llenado de seguidores. ¿Se lo explica?

Se puede explicar desde el negacionismo al relato de Rocío Carrasco, el desconocimiento de los procesos y secuelas que hay detrás de la violencia de género y de la violencia filio-parental, y desde la sacralización de la figura de una madre que socialmente debe aguantarlo todo.

¿El negacionista no tiene vuelta atrás?

Si cojo a Miguel Bosé y le cuento que mi padre estuvo ingresado desde el 30 de octubre al 6 de noviembre con neumonía bilateral –que lo estuvo–, no va a cambiar de opinión. El negacionista se ampara en un dogma inamovible. Sin él, pierde la identidad. Le faltan de recursos para afrontar la realidad.

¿A cierta prensa, también?

Rocío explicó que en agosto de 2019 hizo una tentativa de suicidio, y a los dos días salieron periodistas en prime diciendo que “una persona que se toma tres pastillas no se quiere suicidar”. Es aberrante. Es pornográfico. Es crueldad. Y aún sigue el linchamiento mediático.

"En los perfiles psicopáticos, el problema es que no tienen conciencia de que lo que hacen está mal"

¿Es capaz de evaluar a Antonio David Flores? ¿Es 'el Mal', como sostiene su exesposa?

Antes, unas consideraciones. Las malas personas existen. En el momento en que, de forma intencionada y reiterada, haces daño a alguien con una finalidad, eres responsable de tus actos. No digo que Antonio David sea un psicópata -ni mucho menos-, pero en los perfiles psicopáticos, manipuladores y maltratadores, el problema es que no tienen conciencia de que lo que hacen está mal. Su lema es “el fin justifica los medios”.

¿Ha podido usted hablar con Rocío Carrasco?

En uno de los programas le pregunté si el hecho de grabar el documental había supuesto una terapia de reparación. Y me contestó que sí, que era como si tuviera una losa encima y cada vez pesara menos.

"En consulta, le preguntaría a Rocío Carrasco si está preparada para aceptar cualquier desenlace"

Fuera de foco, ¿qué le preguntaría?

Primero le diría: “Gracias”. Y luego le preguntaría si está preparada para aceptar cualquier desenlace, para asegurarme de que estará bien pase lo que pase.

¿Qué cree que pasará?

Dudo que exista un final de cuento de hadas. Después de lo que hemos visto, habría que iniciar un proceso de mediación entre madre e hija.

Noticias relacionadas

¿Y en su consulta qué pasa?

Desde que empezó el documental, el 80% de las consultas son de víctimas de violencia de género y casos de violencia filio-parental. Tengo una lista de espera de dos meses.