24 oct 2020

Ir a contenido

LA CONTRA

El 'limbo' de la memoria del 17-A

Los objetos de la reacción a los atentados de BCN permanecen latentes en el Centre de Col·leccions del Muhba

Manuel Arenas

Objetos depositados en las Rambles tras el 17-A, conservados en el almacén del Muhba.

Objetos depositados en las Rambles tras el 17-A, conservados en el almacén del Muhba. / JOAN CORTADELLAS

Un uniforme de los Mossos d'Esquadra, muchos osos de peluche, platos con la inscripción "No tenim por" y un cojín de los JJOO de Barcelona 92. En seis estanterías y un pasillo con 208 cajas de la Zona Franca hay una receta para que Barcelona se aprenda y entienda tres años, 16 cadáveres y más de un centenar de heridos después.

No está todo y no es la solución definitiva contra el olvido del 17 de agosto de 2017, pero sí una parte fundamental de su memoria, concretamente la que documenta la reacción ciudadana espontánea posterior a los atentados a través de objetos que, en su conjunto, evocan la carga emocional del momento histórico.

Precisamente ese valor colectivo, y no el de cada objeto individualmente, es el que destaca Josep Bracons, director de colecciones del Museu d'Història de Barcelona (Muhba), organismo responsable de conservar los 7.838 ítems que los ciudadanos depositaron en La Rambla tras el 17-A. 

Esos símbolos, cuenta Bracons, se hallan hoy, tres años después y una vez cumplido el compromiso de documentación para hacerlos accesibles a la ciudadanía"a la espera" de que, bajo unos criterios de selección, llegue el día en que se decida cuáles no podrán conservarse, priorizando los icónicos y los que van dirigidos a personas.

Ese estado, sumado a la fría ubicación de los objetos en el centro de colecciones del Muhba, donde no están expuestos al público como un memorial museístico sino conservados asépticamente en estanterías junto a, por ejemplo, planos y cámaras de la vieja cárcel Modelo, remite a la idea de un 'limbo' de la memoria del 17-A: un lugar donde permanece latente; un enclave donde aguarda como un estado de ánimo a explorar.

La idiosincrasia de Barcelona a través de objetos

La concepción toma fuerza cuando Bracons reconoce que, más allá de peticiones puntuales, nadie ha pedido estudiar a fondo todavía el memorial del 17-A, a pesar de que el Muhba lo pone al servicio de la ciudadanía. "Quizás todavía no es el momento; quizás primero deban sanar las heridas".

Lo más interesante no es la lectura de los objetos presentes únicamente, sino la de los presentes y los ausentes de manera conjunta; la del dibujo global de todo lo que los ciudadanos hicieron y dejaron de hacer en La Rambla los últimos días de agosto de 2017.

Por ejemplo, Josep Bracons remarca que no hubo interferencias políticas en la reacción ciudadana a los atentados: "La gente tenía muy claro que había que separar". Y lo ilustra con insignias concretas: se hallaron "muy pocas esteladas", apenas mensajes políticos independentistas y ni una sola camiseta del Barça, aun cuando el 1-O estaba convocado para poco más de un mes después.

La muestra tiene indudable interés para conocer la idiosincrasia de la reacción de Barcelona a través de objetos-mensaje cuyo valor intrínseco opera como metáfora de las tendencias emocionales de la traumática coyuntura. Un mensaje, mitad castellano mitad catalán, lo dice todo: "Que el miedo no se convierta en racisme". Que el miedo no se convierta en olvido.

Centre de Col·leccions del MUHBA

Dirección. Zona Franca.

Web. https://www.barcelona.cat/inmuseu/es/muhba-centre-de-col·leccions

Horarios. Visitas guiadas a petición de la ciudadanía.