JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO

Pedri, 'big in Japan'

  • Cote Iglesias, director de la cantera japonesa azulgrana, explica cómo se vive en Tokio en las horas previas al inicio de los Juegos

Cote Iglesias, junto a uno de los alumnos de la Barça Academy de Yokohama.

Cote Iglesias, junto a uno de los alumnos de la Barça Academy de Yokohama. / FCB

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Cote Iglesias había estado en la Barça Academy de China durante cinco años. En enero de 2020, con la pandemia, se fue para España. Pensaba que era por 15 días pero al final ya no volvió allí y en octubre aterrizó en Japón para hacerse cargo de la escuela azulgrana en Yokohama. Una de las primeras cosas que hizo fue crear el equipo Pedri, para los más pequeños. Aunque no podrán animarle desde la grada confía en que tanto la perla canaria como el resto de representantes azulgranas vuelvan de Japón con la medalla en la maleta.

"Me fastidia mucho no ver a Pedri en directo, pero hay que ser ser responsables. No vamos a llorar más y le animaremos desde el sofá, esperando buenos resultados para los deportistas españoles y los 34 representantes del Barça en estos Juegos", explica. Como docente considera que Pedri es una bendición, el referente ideal para la cantera. "Pedri es un ejemplo perfecto, muy humilde pese a haber conseguido muchas cosas en muy poco tiempo. Por eso en seguida creamos el equipo Pedri en la academia, que es el de los más pequeños y les hablamos mucho de él".

Driblar al covid

En el primer año, y pese a las restricciones de la pandemia, han tenido más de 200 futbolistas. "Está muy bien para ser academia nueva y en un año de covid. En Japón se respeta mucho al Barça y eso lo facilita todo. Hemos tenido la suerte que no hemos cerrado en ningún momento pero sí que hubo momentos en los que el gobierno japonés recomendó no entrenar a partir de las 8 de la noche. Hemos acortado un poco los horarios pero no hemos tenido que cerrar en ningún momento".

Iglesias, que celebró su cumpleaños hace un mes su cumpleaños con una barbacoa con compañeros de trabajo en Roppongi, apunta que aunque la semana pasada se declaró de nuevo el estadio de emergencia la situación está bastante controlada. "La situación es un poco delicada, la gente vuelve a tener un poco de incertidumbre desde que se declaró de nuevo el estadio de emergencia, pero a nivel de vida es muy parecido a lo que ya teníamos. La gente a partir de las siete o de las ocho de la noche ya no suele hacer planes, es bastante responsable. Lo que para Tokio son muchos casos o riesgos quizás para otros países no lo sean tanto. Aquí con la responsabilidad de los Juegos y teniendo en cuenta que no habrá público en los estadios están con precaución o intentando disminuir los número de todas las formas que pueden. Lo tienen todo muy preparado, por lo que he podido ver y por lo que me ha contado algún atleta".

Noticias relacionadas

Espíritu olímpico

Como comenta el técnico gallego, aunque la mascarilla no sea obligatoria, la lleva el 95% de la gente. "Están acostumbrados a llevarla incluso cuando tienen un catarro". Aunque percibe la promoción olímpica en Yokohama y Tokio, reconoce que es una pena que el país no pueda vivir la experiencia olímpica, tanto en los estadio como fuera. Pero confía en que todo cambie cuando el balón empiece a rodar.