En EEUU

Un hombre planifica su propio asesinato y sobrevive

  • Smith, su cómplice, ha sido detenido este martes e inculpado de asistencia al suicidio, agresión y fraude en seguros

Un coche de la policía en la zona del Capitolio, en Washington.

Un coche de la policía en la zona del Capitolio, en Washington. / EFE

2
Se lee en minutos
Agencias

Aunque este suceso podría tratarse de una historia ficticia de crónica negra, es una historia real y ha pasado en Estados Unidos.

Alex Murdaugh, un prestigioso abogado estadounidense, ha planeado su propio asesinato y ha sobrevivido a él. La policía de Carolina del Sur (Estados Unidos), ha explicado que el hombre, de 53 años, pidió a un antiguo cliente que lo matara para que su hijo menor cobrase un seguro de vida de 10 millones de dólares (8.503.765 euros).

El 7 de junio descubrieron los cuerpos sin vida de la esposa, Maggie, y del hijo mayor de Murdaugh, Paul, de 22 años, en una de sus propiedades de la familia en la ciudad de Islandton (Carolina del Sur). Por el momento no ha habido ninguna detención por su muerte.

Su plan fracasó

El pasado 4 de septiembre era el día que Murdaugh tenía planeado su asesinato. Tenia que ser tiroteado por su excliente en una zona aislada. Sin embargo, aunque sufrió heridas en la cabeza, fue trasladado al hospital y acabó sobreviviendo. Murdaugh, quien fue acusado de malversación financiera por su bufete de abogados, ha admitido este lunes haber organizado el ataque contra sí mismo con su excliente Curtis Edward Smith. Además, ha explicado que él mismo le proporcionó el arma y le ordenó que le apuntara a la cabeza. En el pasado, su excliente lo abastecía de opioides, dijo Dick Harpootlian, abogado de Murdaugh.

Por su parte, Smith fue detenido el martes e inculpado de asistencia al suicidio, agresión y fraude en seguros. "Admitió haber estado presente en el momento de los disparos y haber tirado luego el arma", según el acta de acusación.

Este hecho, sin embargo, no resuelve los asesinatos de junio.

La ascendencia de Murdaugh, cuyo padre, abuelo y bisabuelo fueron fiscales durante 87 años, alimenta la sospecha de una posible connivencia con autoridades en el caso. La prensa recordó además que el hijo asesinado en junio había tenido un accidente de barco en 2019 en el que murió una mujer de 19 años. Paul Murdaugh fue acusado entonces de "conducir el barco en estado de ebriedad" pero nunca se abrió un proceso en su contra.

Noticias relacionadas

El jefe de la policía de Carolina del Sur, Mark Keel, pidió "paciencia" a la población y prometió "una investigación, profesional, serie e imparcial".