Nueva legislatura

Orbán cristaliza su sueño: el grupo Patriotas por Europa echa a andar en la Eurocámara

La decisión de Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen y la Liga de Matteo Salvini de unirse catapulta al grupo y lo sitúa como tercera fuerza del Parlamento Europeo, por delante del ECR de Giorgia Meloni

Orbán presenta en China su plan de paz para Ucrania en contra de la postura europea

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en una pantalla gigante en su visita a China

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en una pantalla gigante en su visita a China / EFE / WU HAO

Silvia Martinez

Silvia Martinez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

No hace ni diez días que la Hungría de Viktor Orbán asumió las riendas de la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, que ocupará hasta finales de diciembre, pero al húngaro le han bastado para provocar una ola de indignación en todas las capitales europeas por asumir un papel de mediador para el que no tiene mandato visitando a Volodimir Zelenski en Kiev, a Vladimir Putin en Moscu (en la primera visita de un jefe de gobierno europeo desde que lanzara la invasión de Ucrania) y a Xi Jinping en Pekín. Este lunes el primer ministro húngaro ha cristalizado otro sueño: la creación de un nuevo grupo de derecha radical, 'Patriotas por Europa', con 84 eurodiputados de 12 países y dos pesos pesados de la extrema derecha europea a bordo: el Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen y la Lega del italiano Mateo Salvini.

“Patriotas por Europa sigue creciendo ya que Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen se une”, confirmaba este lunes Zoltan Kovacs, portavoz de Orban, poco antes de anunciar también la incorporación de la Lega italiana, tal y como ya avanzó el domingo por la noche el francés Jordan Bardella, que ha sido elegido presidente del nuevo grupo. “Será decisivo para cambiar el futuro de esta Europa”, ha anunciado el italiano Mateo Salvini en las redes sociales.

La incorporación de ambas formaciones permitirá al grupo ideado por Orbán, de corte pro Rusia y soberanista y muy crítico con las instituciones y la integración europea, sumar 38 nuevos miembros y alcanzar los 84 eurodiputados, convirtiéndose de momento en la tercera gran fuerza de la Eurocámara al superar a los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) de la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni y también a los liberales de Renew. "Llamemos a las cosas por su nombre. Los Patriotas de Europa sirven a los intereses de Rusia. Ya sea consciente o inconscientemente. Y asi, amenazan la seguridad y la libertad de Europa", ha denunciado el primer ministro checo, Peter Fiala, cuyo partido se sienta en ECR.

Los ultraderechistas franceses de Le Pen, con 30 eurodiputados, serán la delegación más nutrida del nuevo grupo -de ahí la elección de Bardella como presidente aunque ha estado ausente en la presentación- por delante de los 11 que tendrá Fidesz, que ostentará una vicepresidencia por medio de Kinga Gal, y de los 8 de la Lega, que ocupará otra vicepresidencia, lo mismo que el checo ANO, el PVV holandés, la Chega portuguesa, el español Vox (que ocupará Hermann Tersch), y los austriacos del FPÖ.

¿Un solo grupo para la ultraderecha?

Fue a finales de junio cuando Orbán junto al ex primer ministro checo y líder de la Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) Andrej Babiš, así como el líder del Partido Austriaco por la Libertad (FPÖ) Herbet Kickl, anunció la creación de una nueva fracción “de orientación derechista” con 24 eurodiputados (11 del Fidesz, 7 de ANO y 6 de FPÖ). Para crear un grupo político en el Parlamento Europeo hacían falta 23 diputados de 7 países distintos.

Un umbral que han logrado superar con creces --suman por ahora 84 diputados de 12 Estados miemvros-- al atraer a algunos partidos integrados hasta ahora en ECR, como es el caso de Vox, y a buena parte de las formaciones de extrema derecha que se sentaban hasta ahora en el grupo Identidad y Democracia (ID), quinta fuerza la pasada legislatura y que empezó a desintegrarse tras la expulsión de la ultraderecha de Alternativa por Alemania (AfD). En realidad los nuevos 'Patriotas' serán más bien la continuidad de ID junto con algunas nuevas incorporaciones y sin los alemanes que siguen sin ser bienvenidos.

El grupo que dirige Santiago Abascal, que logró 6 eurodiputados en las elecciones del pasado 9 de junio, anunció la semana pasada su intención de unirse a los ‘Patriotas por Europa’ de Orbán para seguir peleando contra los “consensos populares y socialistas en Bruselas”. Un camino que también han decidido seguir el Vlaams Belang belga, el Partido por la Libertad holandés de Geert Wilders, el Partido Popular danés (una formación de ultraderecha) y el portugués Chega. Además de representantes de Francia, Hungría, Italia, República checa, Austria, Países bajos, Bélgica y España, el nuevo grupo también contará con electos de Dinamarca, Letonia y Grecia aunque no cierran la puerta a acoger nuevos miembros y aseguran que continuarán con los contactos para atraer a más miembros.

¿Cordón sanitario?

El próximo objetivo para todos ellos será acceder a puestos de responsabilidad en el nuevo organigrama del Parlamento Europeo. "Aspiramos a lograr puestos que correspondan con los millones de electores a los que representamos", ha confirmado el eurodiputado Jean-Paul Garraud, en nombre del ausente Bardella durante la rueda de prensa de presentación. En 2019, durante la pasada legislatura, los grupos mayoritarios de la cámara se pusieron de acuerdo para imponer un cordón sanitario que impidiera a los eurodiputados de ID acceder a puestos de responsabilidad en el Parlamento Europeo. "En realidad la pregunta es para todos ustedes, los periodistas. ¿Qué van a decir, cuando el tercer grupo de la cámara podamos ser excluidos de la actividad democrática de este parlamento. Les va a parecer bien que millones de europeos sean excluidos?", ha espetado el líder de Vox, Jorge Buxadé.

Según la última actualización de escaños de la Eurocámara, el PPE es la primera fuerza la Eurocámara con 188 escaños, por delante de los Socialdemócratas con 136, seguido ahora de los 'Patriotas de Europa' con 84 que relegarían de momento a la cuarta posición a los Conservadores y Reformistas Europeos con 78 escaños y a la quinta a los liberales de Renew que de momento tendrían 76 eurodiputados. Los Verdes/ALE se sitúan con 53 y la Izquierda Europea con 46. En los No inscritos el número de eurodiputados cae a 27 mientras quedan 32 en el grupo de otros, entre los que figuran los 3 de Se acabó la fiesta.