Clima extremo

Más de 1.000 muertos en la peregrinación a La Meca por la canícula

Casi 2 millones de musulmanes vuelven a celebrar la peregrinación a La Meca

Un hombre peregrino afectado por el calor abrasador recibe ayuda de un miembro de las fuerzas de seguridad saudíes en La Meca.

Un hombre peregrino afectado por el calor abrasador recibe ayuda de un miembro de las fuerzas de seguridad saudíes en La Meca. / FADEL SENNA / AFP

Agencias

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La peregrinación anual a La Meca, que el miércoles llegó a su fin, ha dejado una altísima cifra de fallecidos, al menos un millar, a consecuencia de las altas temperaturas que, en algunos momentos, pudo sobrepasar los 50 grados centígrados.

El miércoles, antes de que millones de personas regresen a sus hogares, miles de fieles hicieron caso omiso de las altas temperaturas y realizaron el ritual de 'Tawaf' o 'Despedida', que consiste en dar otras siete vueltas alrededor de la Kaaba, el edificio cúbico ubicado en el centro de la Gran Mezquita de La Meca, para concluir su 'hach'.

La nacionalidad de buena parte de los fallecidos es egipcia -658 muertos- de los que la mayoría se encontraban en situación irregular ya que carecían del visado correspondiente otrogado a los distintos países en base a un sistema de cuotas.

De esta manera, ponen fin a una semana de ritos multitudinarios como la tradicional lapidación del diablo, acto simbólico en el que tiran piedras contra tres pilares para ahuyentar el mal durante tres días, y la celebración del Aíd al Adha o Fiesta del Sacrificio, por la que los fieles sacrifican un animal, normalmente un cordero, en recuerdo al sacrificio de Abraham.

Musulmanes participan en un servicio de oración del Eid al-Adha en la mezquita de Al Sayida Zinab en El Cairo, Egipto, 16 de junio de 2024. Eid al-Adha es la más sagrada de las dos fiestas musulmanas que se celebran cada año, y marca la peregrinación anual de los musulmanes (Hayy) para visitar La Meca, el lugar más sagrado del Islam

Musulmanes participan en un servicio de oración del Eid al-Adha en la mezquita de Al Sayida Zinab en El Cairo, Egipto, 16 de junio de 2024. Eid al-Adha es la más sagrada de las dos fiestas musulmanas que se celebran cada año, y marca la peregrinación anual de los musulmanes (Hayy) para visitar La Meca, el lugar más sagrado del Islam / Mohamed Hossam

Calor extremo

La peregrinación de este año se ha visto marcada por más de un millar de muertes por las elevadas temperaturas que, según el Centro Nacional Meteorológico saudí, oscilaron entre los 45 y el pico que fue de 51,8 grados el pasado lunes, durante la segunda jornada de sacrificio, en La Meca y el valle de Mina.

El centro meteorológico informó de una "ligera" bajada de temperaturas, de los 50 a los 38 grados esa misma jornada, después de una "lluvias ligeras a moderadas", si bien posteriormente se mantuvieron en la media de 49 grados.

Sobre los efectos de las altas temperaturas en los peregrinos, el Ministerio de Salud saudí informó ayer de 2.764 personas afectadas por golpes de calor y que fueron atendidas por las unidades sanitarias instaladas en los diferentes lugares de rito, sin mencionar datos sobre fallecidos.

Arabia Saudí anuncia éxito

Pese a estas circunstancias, el Gobierno saudí anunció el "éxito" de su plan operativo implementado en esta temporada de peregrinación para atender cualquier situación, concretamente en el ámbito de la salud.

El ministro de Salud, Fahd al Yalayel, afirmó que este 'hach' estuvo libre de brotes de epidemias o amenazas para la salud pública y detalló que más de 390.000 peregrinos recibieron atención médica a lo largo de la semana.

El 'hach', que este año tiene un coste medio de 5.000 dólares por persona, es uno de los cinco pilares del islam y es obligatorio al menos una vez en la vida para cada musulmán cuya salud y recursos se lo permitan. El rico reino árabe recibió durante 2023 alrededor de 13 millones de fieles, según las autoridades.