Inundaciones y deslizamientos

Las fuertes lluvias dejan al menos 9 muertos y 15 desaparecidos en China

Imagen de archivo de las inundaciones en China.

Imagen de archivo de las inundaciones en China. / Xiaoyuanpan/SIPA Asia via ZUMA W / DPA - Archivo

EFE

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Al menos 9 personas perdieron la vida y 15 permanecen desaparecidas como consecuencia de las fuertes lluvias registradas en los últimos días en la provincia suroriental china de Cantón.

La ciudad de Meizhou registró una serie de intensas lluvias desde el pasado domingo, provocando torrentes y deslizamientos de tierra, informó en la noche local del lunes la agencia oficial Xinhua. Al menos trece personas permanecían atrapadas este lunes en edificios como consecuencia de los desastres causados por las lluvias, según las autoridades locales.

El lunes, Cantón activó el nivel 3 de emergencia por fuertes lluvias y desplegó helicópteros y equipos de rescate en las zonas afectadas. También el domingo, las fuertes precipitaciones causaron la muerte de al menos cuatro personas y la desaparición de otras dos en la provincia de Fujian (sureste), vecina de Cantón. Algunos puntos de la localidad de Yanqian, en la citada Fujian, sufrieron "precipitaciones extremas", de hasta 372,4 milímetros en 24 horas, lo que provocó la activación de la alerta de nivel 1 contra inundaciones.

Con la influencia de fenómenos como El Niño, se prevé que China experimente tanto inundaciones como sequías entre junio y agosto de este año, período en el que los principales ríos del país sufrirán diversos grados de inundación durante ese periodo, informó recientemente el Ministerio de Recursos Hídricos de China.

En los últimos veranos, los eventos climáticos extremos han causado estragos en el gigante asiático: los meses estivales de 2023 estuvieron marcados por inundaciones en Pekín que dejaron más de 30 muertos, mientras que, en 2022, diversas olas de calor extremo y sequías azotaron el centro y el este del país. En julio de 2021, precipitaciones de una intensidad inédita en décadas dejaron casi 400 muertos en la provincia central de Henan, que el Ejecutivo chino achacó a una "falta de preparación y de percepción de riesgo" por parte de las autoridades locales.