Guerra en Oriente Próximo

España se compromete a no dejar atracar barcos que transporten armas hacia Israel

Dos buques que transportaban armas, uno hacia la República Checa y otro hacia Israel, finalmente no han hecho escala en puertos españoles

José Manuel Albares, Josep Borrell y Óscar Puente.

José Manuel Albares, Josep Borrell y Óscar Puente. / David Castro

Mario Saavedra

Mario Saavedra

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Han sido dos días de duros intercambios entre los socios de Gobierno (PSOE y Sumar) junto a Podemos a cuenta del recalado en España de dos barcos repletos de armamento. De ese choque sale la constatación de una medida a futuro: España se compromete a no dejar que pasen este tipo de mercancías si su destino final es Israel. El Ejecutivo no quiere que nuestro país se vea implicado en ninguna acción que pueda contribuir a la matanza de palestinos que está en marcha en Gaza. Alrededor de 40.000 personas, entre ellos unos 15.000 niños, han muerto en los ataques del Ejército israelí contra la Franja, en una guerra que se investiga en La Haya por si se estuvieran cometiendo crímenes de guerra o genocidio.

"Es la primera vez que detectamos un barco que vaya a a Israel y que quiera hacer escala", ha dicho el ministro de Exteriores, José Manuel Albares. "Pero desde el ministerio rechazaremos sistemáticamente estas escalas. Y esta va a ser una política consistente con cualquier barco que quiera llevar armas a Israel. Oriente Medio lo último que necesita son más armas; necesita paz. Por eso vamos a reconocer al Estado palestino, alto el fuego permanente, entrada de ayuda humanitaria sin obstáculo y la liberación de los rehenes", añadió el jefe de la diplomacia en la noche de este jueves. La misma idea la ha repetido en dos entrevistas en la mañana de este viernes, en la radio y la televisión públicas, RNE y RTVE.

El ministro ha rechazado entrar en el choque político sostenido entre el ministro de Transportes, Óscar Puente, encargado de los puertos, y representantes de Podemos y Sumar, Javier Sánchez Serna o Íñigo Errejón, entre otros. El Gobierno ha prohibido la escala en el puerto de Cartagena del Marianne Danica, un buque con pabellón danés que procede del puerto de India de Chennai y lleva una carga de 27 toneladas de material militar con destino final en el puerto de Haifa, en Israel. El otro barco en medio de la polémica, el carguero Borkum, ha decidido finalmente no hacer la escala prevista en el mismo puerto, tras la polémica desatada por grupos pro-palestinos y los partidos de izquierda por si esas armas, que en principio van hacia la República Checa, pudieran terminar en Israel. Según publica el diario El Mundo, en realidad se trata de municiones soviéticas que no son usadas por el Ejército israelí y que irían destinadas a Ucrania.

El Borkum procedía de India, pasó primero por las Canarias y allí pasó los trámites aduanas. "Esos barcos con armas, desde que saben, está controlados. Tienen que cumplir una serie de requisitos internacionales, tanto de transporte como de identificación y comunicación", explica a El Periódico de España, del mismo grupo editorial, un responsable del control de Aduanas en España. "Los barcos que recalan presentan una declaración a Aduanas, pero a efectos aduaneros es solo sobre los suministros que se les van a dar, víveres o gasolina. Además tendría la comunicación de transporte internacional por vía marítima".

El ministro Albares ha vuelto a insistir en que, desde que comenzó la última guerra de Israel contra Hamás en Gaza, el pasado 7 de octubre, no se han concedido nuevas licencias de exportación de armas que vayan con destino a Israel. Sin embargo, los partidos de izquierda critican que no se aplique retroactivamente. Hay también pedidos a empresas israelíes clave para el desarrollo de ciertos tipos de armamento español sobre las que no se han paralizado las importaciones.