Atentado

El hombre que disparó al primer ministro de Eslovaquia era un "lobo solitario"

El primer ministro Robert Fico continúa en estado grave, pero estable y su vida no corre peligro

Los servicios de emergencia trasladan al primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, tras haber sido disparado.

Los servicios de emergencia trasladan al primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, tras haber sido disparado. / EP

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El primer ministro eslovaco, Robert Fico, continua grave pero estable después de haber sido operado por segunda vez después del atentado que sufrió el pasado miércoles, informó este viernes el Gobierno. "El estado es estable", subrayó el viceprimer ministro, Robert Kaliňák, que agregó que el paciente sigue "muy grave" después de la nueva intervención de dos horas.

El objetivo de esta segunda operación en el hospital Roosevelt de Banska Bystrica era eliminar el tejido necrótico del paciente.

Antes, el presidente electo del país, Peter Pellegrini, había delantado que Fico estaba consciente y podía comunicarse verbalmente. El también ministro de Defensa manifestó que la gravedad de las heridas es tal que la respuesta del organismo es muy difícil.

"No fue algo casual sino planificado porque hubo ya varios intentos", aseguró el ministro de Defensa, Robert Kalinak, en una comparecencia junto al titular de Interior, Matus Sutaj Estok. Kalinak aseguró que el supuesto autor del atentado ya había acudido a una protesta a la salida de una reunión del Consejo de Ministros en la localidad de Dolná Krupa.

Sutaj Estok, por su parte, indicó que el tirador no era miembro de ningún grupo radical, lo definió como un "lobo solitario" y confirmó que participó en varias protestas contra el Gobierno. "No es miembro de ningún grupo radicalizado, de derechas o de izquierdas, es un lobo solitario, cuya actividad se aceleró tras elecciones presidenciales", resumió el titular de Interior.

Debido a la naturaleza individual del ataque y su radicalización en las redes, la policía no pudo detectarlo con anterioridad, argumentó el responsable de Interior.

El autor estaba "muy involucrado en acontecimientos políticos" y los motivos del ataque fueron, supuestamente, su desacuerdo con el cese de la ayuda militar a Ucrania, la abolición de la fiscalía Anticorrupción o el cierre de la radiotelevisión pública que planeaba Fico, según Sutaj Estok.

Los dos políticos pidieron a los medios, a los políticos y a la sociedad que serenen el debate público y eviten los discursos de odio o la justificación de la violencia. "Debemos abordar las causas que originaron este mal", afirmó Kalinak sobre la polarización que vive la sociedad.

Así se vivió el trágico tiroteo al primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico

Lucía Feijoo Viera, PI STUDIO

Fico fue tiroteado al salir de una reunión del Consejo de Ministros celebrada en la ciudad de Handlová, a manos de un hombre de 71 años que en el pasado tuvo vínculos con grupos ultranacionalistas y que justificó su ataque en que no le gustan las políticas del Gobierno. El presunto agresor, que ha sido detenido, ha declarado que estaba orgulloso de su acto y que sólo pretendía hacer daño a Fico pero no matarlo.

La policía ha acusado formalmente al presunto autor de los disparos de "intento de asesinato premeditado por venganza", un delito que podría acarrearle una pena de entre 25 años y cadena perpetua.