Amenaza planetaria

Rusia alerta sobre la extrema tensión en el mundo

El 'Reloj del Juicio Final', que alerta sobre la probabilidad del fin de la humanidad, indica que la situación actual es peor que la de la Guerra Fría

Putin supervisa los ejercicios de simulacro nuclear. / REUTERS / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos
El Periódico

Rusia ha avisado este miércoles que la situación en el mundo es extremadamente alarmante y tensa, y que no hay a la vista ninguna distensión. La advertencia de Moscú llega después que el 'Reloj del Juicio Final', un medidor científico que visualiza la probabilidad de que la humanidad desaparezca, se encuentre ya a 90 segundos de la medianoche, que representa el apocalipsis. "La situación en su conjunto es realmente alarmante", ha afirmado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria. Se trata de un reloj simbólico que buscar generar conversaciones y tomas de decisiones sobre las causas que realmente podrían llevarnos a nuestro fin como humanidad.

Ha sido este 24 de enero cuando se ha vuelto a ajustar el tiempo. Los expertos creen que este año 'The Doomsday Clock' se moverá aún más cerca del apocalipsis por el panorama más que inquietante marcado por la guerra de Rusia contra Ucrania que amenaza en convertirse en una guerra nuclear, los fenómenos climáticos cada vez más mortíferos y la pandemia de covid que continúa mutando, infectando y matando.

"Estamos hablando de un proyecto simbólico, pero si hablamos de la situación real, especialmente en Europa y en el mundo, entonces es realmente extremadamente tensa", ha añadido Peskov. Ha sostenido que además, "teniendo en cuenta la línea elegida por la OTAN y el liderazgo de Estados Unidos, no hay perspectivas de ningún elemento de distensión". "Esto nos impone la obligación de estar especialmente atentos, alerta y tomar las medidas adecuadas", ha señalado.

Peor que en la Guerra Fría

Noticias relacionadas

Es la primera vez en tres años que el Boletín de los Científicos Atómicos, la organización que se encarga de gestionar el 'Reloj del Juicio Final' desde su creación en 1947, ha decidido cambiar la hora del reloj, después de colocarlo a 100 segundos de la medianoche en 2020, donde había permanecido hasta ahora. La situación actual es peor que la de 1953, cuando el reloj marcó 120 segundos para la medianoche durante una de las etapas más tensas de la Guerra Fría, cuando tanto los soviéticos como los estadounidenses realizaron sus primeras pruebas con armas termonucleares.

"Nos gustaría muchísimo retrasar el reloj, pero tenemos que responder a lo que está sucediendo en el mundo", ha explicado el físico Daniel Holz, copresidente de la junta que cada año decide la posición de las manecillas. "Si uno se fija en lo que está sucediendo en Ucrania, los desastres climáticos... es muy difícil decir que las cosas están mejorando", ha añadido.