Conflicto en el este de Europa

Rusia compara la estrategia estadounidense con la de Hitler

El Kremlin descarta negociar con Zelenski y asegura que no ha recibido propuestas de paz "serias"

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov / EFE

2
Se lee en minutos
Àlex Bustos
Àlex Bustos

Periodista

ver +

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha invocado este miércoles una vez más al fantasma de la Alemania nazi. Lavrov ha utilizado nuevamente uno de los peores momentos de la historia rusa –principalmente por los millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial y por la dureza de los asedios a ciudades rusas– para criticar a Occidente. Desde que Moscú desplegó sus tropas en el territorio ucraniano el pasado 24 de febrero, el Kremlin ha hecho bandera de la lucha contra el fascismo y ha empleado las comparaciones con aquella nefasta época para alimentar el patriotismo ruso.

"Al igual que Hitler, que quería solucionar definitivamente el 'asunto judío', ahora los políticos occidentales (...) hablan de la necesidad de una derrota estratégica de Rusia", apuntó el canciller ruso ante los medios de comunicación. "Los estadounidenses han creado una coalición prácticamente de todos los países europeos, que forman parte de la OTAN y de la Unión Europea, y a través de Ucrania libran una guerra contra nuestro país con el mismo objetivo, la solución definitiva de la cuestión rusa", añadió. El término "solución definitiva" fue uno de los nombres que recibió el Holocausto.

Los soldados que luchan en el frente ucraniano suelen ser comparados con los del Ejército soviético que combatió en la llamada en Rusia "Gran Guerra Patria" –la Segunda Guerra Mundial– y desde el oficialismo ruso, se tilda de nazis tanto al Ejército como a los líderes ucranianos. Esta comparativa fue uno de los argumentos ("desarmar y desnazificar" Ucrania) que esgrimió el Kremlin para su ofensiva. El mismo Lavrov comparó a Adolf Hitler con presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en mayo de 2022. Cuando le recordaron al canciller ruso que Zelenski es judío, él respondió: "Hitler también tenía orígenes judíos, así que no significa nada". Estas palabras fueron duramente criticadas desde Israel.

Negociación en 'stand by'

Noticias relacionadas

Lavrov también aprovechó su rueda de prensa para subrayar que Moscú no tiene intención de negociar con Kiev en los términos que plantea ahora, pero destacó que estaría dispuesta a evaluar cualquier "propuesta seria" de Occidente. Para empezar las negociaciones, Kiev quiere la restauración de la integridad territorial, es decir que Rusia abandone Crimea y las regiones que se anexionó en septiembre; respeto a la carta de la ONU; compensación por todos los daños causados por el conflicto rusoucraniano y, por último, garantías de que no se repetirán acciones parecidas en un futuro. También hizo mención a que las autoridades ucranianas explícitamente prohibieron negociar con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Asimismo, el titular de Exteriores acusó a los países occidentales de presionar a Ucrania para que no se siente a negociar. "Ellos prohibieron a Zelenski llegar a un acuerdo con Rusia a finales de marzo, cuando el acuerdo ya estaba casi preparado. Occidente dijo que todavía no era el momento y ahora también dicen que hace falta suministrar más armas, agotar más a la Federación Rusa", destacó. En su opinión, estos países utilizan a Ucrania "para destruir el sistema de seguridad euroatlántico que se basaba en el principio del consenso, la seguridad indivisible y la resolución de problemas mediante la cooperación y el diálogo".