Tras la decisión de Pedro Castillo

Cierran las puertas del principal cuartel del Ejército en Lima tras la disolución del Congreso de Perú

Fotografía de archivo en la que se registró a miembros de la Legión de Honor del Ejército del Perú, en Lima (Perú). EFE/Ernesto Arias

Fotografía de archivo en la que se registró a miembros de la Legión de Honor del Ejército del Perú, en Lima (Perú). EFE/Ernesto Arias

2
Se lee en minutos
EFE

Las puertas del cuartel "Rafael Hoyos Rubio", en el distrito limeño del Rímac, donde se encuentra la División Blindada del Ejército peruano, fueron cerradas este miércoles poco después de que el presidente Pedro Castillo anunciara la disolución del Parlamento y la conformación de un "Gobierno de emergencia" en el país.

Imágenes mostradas por el Canal N de televisión mostraron que las grandes rejas eran cerradas por efectivos militares, sin que se reporte otro movimiento afuera o dentro del cuartel, que en la historia del país ha sido crucial para las asonadas golpistas porque en él se encuentran los tanques y blindados del país.

Medios locales señalaron, además, que se presentaba una aparente normalidad y sin ningún movimiento irregular de tropas en las otras bases y cuarteles del Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea que hay en la capital peruana y en el resto del país.

El Canal N mostró imágenes de la sede del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, cuyas puertas fueron cerradas por guardias armados, e indicó que es probable que se realice una reunión de los altos mandos militares para adoptar una posición sobre la decisión tomada por Castillo.

Tanto legisladores de oposición, como miembros de organismos como el Tribunal Constitucional (TC), pidieron este miércoles a las Fuerzas Armadas "que defiendan el orden constitucional" y se opongan a la decisión tomada por Castillo.

La posición de los representantes de la Judicatura coincidió con la mayoritaria de los congresistas de todas las bancadas, que denunciaron que el presidente Castillo dio un golpe de Estado.

El gobernante dictó este miércoles disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, horas antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia (destitución) en su contra que podría haberlo apartado de la jefatura del Estado.

"Se dictan las siguientes medidas: Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un Gobierno de emergencia excepcional", dijo Castillo en un mensaje a la nación que no fue previamente anunciado por su equipo de comunicaciones o en sus redes sociales.

Noticias relacionadas

Con un temblor evidente en sus manos, anunció que también dicta "convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de 9 meses".

También ordenó un toque de queda a nivel nacional a partir de hoy desde las 22.00 hora local (3.00 GMT del jueves) y que "se declara en reorganización del sistema de judicial, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y el Tribunal Constitucional (TC)", agregó.