Tensión en Asia

Pekín lanza una advertencia a un destructor de EEUU al paso por el mar de China Meridional

La "incursión ilegal" del navío estadounidense se produjo "sin permiso del Gobierno chino", denuncia un portavoz del Ejército

El destructor USS Chancerllorsville, en una imagen de agosto del 2022.

El destructor USS Chancerllorsville, en una imagen de agosto del 2022. / US NAVY / ZUMA PRESS / EUROPA PRESS

1
Se lee en minutos
EFE

El Ejército chino afirmó que envió una advertencia hoy al destructor estadounidense USS Chancellorsville tras su paso por aguas cercanas a las islas Spratly, en el mar de la China meridional, zona que Pekín se disputa con varios países del sudeste asiático y donde Estados Unidos sostiene que puede navegar amparado por las leyes internacionales.

La "incursión ilegal" del navío estadounidense se produjo "sin permiso del Gobierno chino", denunció el portavoz del Teatro de Operaciones del Sur del Ejército chino Tian Junli.

Tian añadió que Estados Unidos "ha violado gravemente la soberanía y la seguridad de China, probando una vez más de que está militarizando la zona".

Por su parte, la Marina estadounidense aseguró en un comunicado que su destructor actuó "respetando la legalidad internacional", al tiempo que defendía la "libertad de navegación allá donde las leyes internacionales lo permiten".

Mar estratégico

Filipinas, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunéi reclaman partes de este estratégico mar por el que circula el 30 % del comercio global, además de albergar yacimientos de petróleo y gas, mientras que China reclama la soberanía de estas aguas en su totalidad.

Noticias relacionadas

La tensión ha aumentado en los últimos años con altercados, acusaciones cruzadas entre los gobiernos reclamantes y un aumento de la presencia militar en la zona por parte del Ejército chino.

Washington acusa a Pekín de "coaccionar e intimidar" a los países del área y califica de "ilegales" sus reclamaciones territoriales, poniendo énfasis en fallos como el del Tribunal de La Haya a favor de Filipinas en 2016 por la disputa de un atolón en aguas de ese mar.