RESCATE EN CURSO

Cinco víctimas mortales y una decena de desaparecidos por una fortísima tromba junto a Nápoles

Las autoridades también han organizado la evacuación de unas 200 personas, afectadas por el evento climático extremo

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Enésimo desastre ambiental en Italia. Un fortísimo temporal se abatió en la madrugada del viernes sobre el sur de Italia, dejando al menos cinco víctimas mortales en Isquia, una isla situada frente a las costas de Nápoles, donde se produjeron inundaciones y un grave desprendimiento de tierra en el municipio de Casamicciola Terme, de unos 8.000 habitantes y ubicado en la cara norte de la pequeña isla italiana. 

Así lo confirmaban este domingo fuentes oficiales citadas por la agencia Efe, actualizando así un balance que anoche solo contaba con un fallecido. Los servicios de emergencias italianos trabajan desde hace horas a contrarreloj en las operaciones de rescate de los afectados y para remover los destrozos provocados por la tormenta, que destruyó una decena de edificios, llenó las calles de barro, arrastró vehículos hasta el mar y dejó por varias horas incomunicada a parte de la población de Ischia.

Por ahora, el listo de victimas mortales incluye una anciana aún por identificar, una niña de 5 o 6 años y una mujer cuya identidad no fue divulgada el sábado a causa del mal estado en el que sus restos fueron hallados. Sin embargo, el número de víctimas podría ascender en las próximas horas. De hecho, los socorristas han informado que más de una decena de personas aún permanecen desaparecidas, mientras que unas 200 tuvieron que abandonar sus casas para ser evacuadas de la isla. 

Noticias relacionadas

La tragedia se ha producido después de que Isquia, cuya extensión es parecida a la de Formentera, quedara a la merced de una verdadera tromba de agua. En concreto, “en seis horas, cayeron entre 120 y 155 milímetros de agua sobre la isla, lo que alcanzó su punto máximo entre las 4 y 5 de la madrugada, “con una descarga de agua de más de 50 milímetros en tan solo una hora”, ha explicado el geólogo Massimiliano Fazzini, miembro del equipo de Riesgos Climáticos de la Sociedad Italiana de Geología Ambiental. 

La jornada también se caracterizó por un insólito traspié político causado por el ultraderechista Matteo Salvini, el líder de la Liga y ministro de Infraestructuras. Poco después de que se conociera la noticia, Salvini informó rápidamente desde Milán del fallecimiento de unas ocho personas. Sin embargo, posteriormente tanto el ministerio de Interior como la prefectura de Nápoles lo contradijeron, al afirmar que la información no había sido verificada, lo que creó confusión sobre la gravedad de la situación.