Guerra en el este de Europa

Más de la mitad de Kiev está sin luz y con cortes de agua desde el miércoles

Al menos 15 de las 24 provincias de Ucrania sufren problemas en el suministro eléctrico tras la última ola de ataques rusos del miércoles

Una pareja se besa en un bar de Kiev, mientras los clientes del bar les alumbran con la luz de sus móviles, durante un corte de electricidad en la ciudad. / BULENT KILIC / AFP

2
Se lee en minutos
El Periódico

Kiev no se ha recuperado de la última ola de bombardeos rusos contra infraestructuras esenciales del pasado miércoles. Este viernes, la mitad de la capital de Ucrania se encontraba sin electricidad, y los habitantes de edificios residenciales no tenían agua corriente, especialmente en los pisos más altos debido a la escasa presión en el sistema de suministro, dijo el organismo humanitario de la ONU. Estas penurias ocurren cuando los termómetros no superan los 0 grados centígrados.

Asimismo, al menos 15 de las 24 provincias del país enfrentan recortes de electricidad y agua, indicó en Ginebra el portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Jens Laerke. En concreto regiones como Lviv, en el oeste, Zaporiyia y Odesa, en el sur, y Chenihiv, en el norte, están "completamente desconectadas del suministro eléctrico" y numerosos técnicos están trabajando para mejorar esta situación.

Moscú admitió este miércoles su estrategia de acoso y derribo contra las infraestructuras energéticas para minar la respuesta en el campo de batalla de Ucrania y forzar al Gobierno de Volodímir Zelenski a negociar. El Ejército ruso lleva semanas con estos bombardeos masivos tras sufrir varios reveses militares y tener que replegar a sus tropas en Járkov y Jersón. Zelenski ha calificado estos ataques de "crimen contra la humanidad" y "crimen de guerra" por afectar directamente a millones de civiles. El Kremlin sostiene que Ucrania podría poner fin al sufrimiento de su población si aceptara las exigencias de Rusia.

Generadores eléctricos

La ONU ha entregado 400 generadores eléctricos a Ucrania, que son utilizados en prioridad en hospitales y colegios, y se está preparando para el envío de equipos adicionales. Para hacer frente a la ausencia de calefacción en medio de las gélidas temperaturas, las autoridades han creado "puntos de calentamiento" en todo el país.

Una pareja se besa en un bar de Kiev, mientras los clientes del bar les alumbran con la luz de sus móviles, durante un corte de electricidad en la ciudad. / BULENT KILIC / AFP

Una portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja recordó que las entidades humanitarias han preparado con meses de anticipación el plan de ayuda para el invierno en Ucrania, pero los ataques rusos contra las infraestructuras críticas han hecho la situación peor de lo que se preveía.

Cuatro millones de personas en Ucrania necesitarán ayuda humanitaria en los próximos meses de invierno, lo que incluye a más de 180.000 familias que han recibido a desplazados en sus casas.

Las organizaciones humanitarias concuerdan en que puede esperarse un aumento de desplazamiento de población en las próximas semanas y meses, debido a los ataques rusos y al frío extremo.

Noticias relacionadas

Un tercio de toda la población del país antes de la guerra se encuentra desplazada internamente y más de siete millones han buscado refugio fuera de Ucrania.

En el frente, los combates continúan en varias zonas. El jueves por la noche, un bombardeo ruso en la ciudad de Jersón, en el sur, de donde las tropas de Moscú se retiraron hace dos semanas, causó 11 muertos y casi 50 heridos, según la presidencia ucraniana.