Decisión controvertida

El cambio de última hora en el testamento de Isabel II

La soberana decidió algunas exclusiones en su última voluntad sobre las más de 300 joyas de su colección, de valor incalculable

Isabel II de Inglaterra.

Isabel II de Inglaterra.

1
Se lee en minutos
El Periódico

Con su fallecimiento, la reina Isabel II de Inglaterra deja un legado histórico para su país y una fortuna patrimonial para sus allegados, que ronda los 500 millones de euros, sin incluir las más de 300 piezas de joyería de su colección, cuyo valor es incalculable, y cuyos destinatarios han sido fuente de controversia. 

Y es que según sostienen diversos medios, la soberana decidió un cambio en su testamento apenas unos días antes de su fallecimiento, en concreto para excluir como beneficiarias de estas joyas a la esposa del príncipe Enrique, Meghan Markle, y su hija Lilibet. 

Acusaciones de racismo

Noticias relacionadas

Con esta decisión, se beneficiarán de las joyas en exclusiva para la princesa de Gales y esposa del príncipe Guillermo, Kate Middleton, así como para la princesa Charlotte, hija de ambos.

La decisión parece motivada por las malas relaciones que mantenía Isabel II con Meghan, toda vez que ella y su marido decidieran desligarse de la familia real británica e irse a vivir a Estados Unidos, así como por las acusaciones de racismo que la duquesa de Sussex dijo sufrir en el palacio de Buckingham, cuando estando embarazada de su primogénito, Archie, le preguntaban si la piel del bebé sería demasiado oscura, según reveló ella misma en una entrevista.