Descontento en Francia

Manifestación en París contra la carestía de la vida

Miles de personas protestan "marcha contra los altos precios y la inacción climática" en el contexto de la escasez de combustible en Francia

Manifestación contra el aumento del coste de vida y la inacción climática convocada por la coalición de izquierda francesa NUPES (Nueva Unión Ecológica y Social Popular) en París.

Manifestación contra el aumento del coste de vida y la inacción climática convocada por la coalición de izquierda francesa NUPES (Nueva Unión Ecológica y Social Popular) en París. / AFP/CHRISTOPHE ARCHAMBAULT

3
Se lee en minutos
France Presse

Miles de personas comenzaron a marchar este domingo en París por iniciativa de la oposición de izquierdas a Emmanuel Macron, que espera contribuir a la ebullición social en Francia alimentada por la escasez de combustible provocada por una huelga. Esta "marcha contra los altos precios y la inacción climática", apoyada por asociaciones y federaciones sindicales, iba a reunir el domingo en las calles de la capital hasta 30.000 manifestantes según la policía, procedentes de toda Francia.

Con el puño en alto, el líder del partido opositor La France Insoumise Jean-Luc Mélenchon, con corbata roja y escarapela tricolor en la solapa de la chaqueta, ocupó su lugar junto a la Premio Nobel de Literatura Annie Ernaux encabezaron la manifestación que comenzó un poco tarde a las 14:30 horas.

"Es la gran conjunción, somos nosotros los que la iniciamos con esta marcha", saludó Mélenchon, hablando desde un camión en medio de la multitud, antes de anunciar "la construcción de un nuevo Frente Popular que ejercerá el poder en el país cuando llegue el momento". Esta coalición de izquierdas que llegó al poder en 1936 ha pasado a la historia por haber aprobado grandes aumentos salariales y creado las primeras vacaciones pagadas.

"Algo está despertando y eso es una muy buena señal", se regocijó la diputada de LFI Clémence Guetté, refiriéndose a una "demostración de fuerza". Entre los lemas de los manifestantes se podía leer en un cartel: "Ola de calor social, el pueblo tiene sed de justicia". Otro decia: "La jubilación es buena, la ofensiva es mejor", en alusión a la reforma de pensiones que quiere el gobierno pero rechaza la izquierda.

Sin gasolina

La marcha se ha realizado en el contexto de una huelga por salarios en refinerías y depósitos de TotalEnergies, que comenzó hace casi tres semanas, provocando una escasez de combustible que está afectando a muchos sectores de actividad. Casi una de cada tres estaciones de servicio (27,3%) carecía de al menos un producto el sábado, según el gobierno. En la región de París, la situación fue más tensa con el 39,9% de las estaciones de servicio en dificultades.

Además de los automovilistas, y especialmente los profesionales de la salud, que continuaron este fin de semana su búsqueda de combustible por toda Francia, muchos agricultores temen no poder sembrar los cereales de invierno a tiempo, falta de combustible, especialmente en el norte del país.

Huelga general

Pese a un acuerdo salarial con dos sindicatos mayoritarios, la huelga fue prorrogada por el sindicato CGT hasta el martes para la refinería de Normandía situada cerca de Le Havre (noroeste), la mayor de Francia, y hasta el miércoles para la de Donges (oeste).

Gabriel Attal. Ministro delegado de Cuentas Públicas, ha juzgado el domingo "inaceptable que se mantengan los bloqueos a pesar de que se han encontrado acuerdos mayoritarios para aumentar los salarios en las empresas".

Geoffroy Roux de Bézieux, presidente de la federación de empresarios Medef, ha ido más allá: "No es una huelga normal, el derecho de huelga tiene límites". En su opinión "las 150 personas en las refinerías están tomando como rehenes a los franceses" y que debemos " ir a las requisiciones" en TotalEnergies.

La CGT pretende celebrar hasta el martes una jornada de "movilización y huelga" interprofesional a la que también han convocado otros sindicatos (FO, Solidaires y la FSU). Ante esta acción, se han lanzado convocatorias de "huelga general", particularmente en el transporte (SNCF, RATP, estibadores) y en el servicio público.

Temor a la ultraizquierda

Intercalada entre las dos manifestaciones sindicales, la "marcha" del domingo es sin embargo complementaria a los esfuerzos de la CGT, creen sus organizadores. La policía teme desmanes vinculados a "la llegada de violentos de ultraizquierda, ultras + chalecos amarillos + que quisieran desbaratar la manifestación".

Noticias relacionadas

La huelga general el día 18 abracará cinco áreas de reivindicación: jubilación a los 60 años y aumento de salario, subsidio de autonomía de 1.100 euros para jóvenes, bloqueo de precios, tributación de superbeneficios y bifurcación ecológica. "La subida de precios es insoportable: es la mayor pérdida de poder adquisitivo en cuarenta años", denunció el sábado la eurodiputada de LFI Manon Aubry. "Es hora de que los miles de millones que se acumulan en la parte superior de las grandes cajas se redistribuyan entre los que trabajan".

En el segundo trimestre de 2022, TotalEnergies registró enormes beneficios: el grupo francés duplicó con creces su beneficio neto, hasta los 5700 millones de dólares, en comparación con los 2200 millones de dólares del mismo trimestre de 2021.

Temas

París