Tensión bélica

Colas kilométricas de rusos saliendo del país hacia Georgia y Mongolia

Imágenes de satélite dan cuenta del éxodo en medio de rumores de cierre de fronteras rusas para los hombres en edad de combatir

Imagen de satélite en la que se aprecian largas colas de coches y camiones cerca de la frontera rusa con Georgia. / MAXAR TECHNOLOGIES / AFP

1
Se lee en minutos
Efe

Tras la orden de Vladimir Putin de movilizar a 300.000 reservistas para el conflicto de Ucrania, se han publicado nuevas imágenes por satélite que muestran kilométricas colas de rusos huyendo hacia Georgia y Mongolia. Las imágenes muestran colas de vehículos -camiones de carga y coches- esperando atrapados en largos atascos para intentar pasar las fronteras.

La cola para cruzar a Georgia se extiende a lo largo de más de 16 kilómetros. La espera estimada para entrar en Georgia alcanzó el domingo las 48 horas, con más de 3.000 vehículos haciendo cola para cruzar la frontera, según informaron los medios de comunicación estatales rusos. La capital georgiana, Tiflis, ya había contabilizado a unos 40.000 rusos desde que Moscú invadió Ucrania el 24 de febrero, según las estadísticas del Gobierno.

Colas de camiones y coches esperando en el puerto fronterizo de Khyagt, en la frontera rusa con Mongolia, en una imagen de satélite.


/ MAXAR TECHNOLOGIES / AFP

Esta avalancha de ciudadanos rusos que luchan para salir del país se produce en medio de informes no confirmados de los medios de comunicación rusos que indican que el Kremlin podría cerrar pronto sus fronteras a los hombres en edad de combatir.

Ciudadanos rusos cruzan la frontera hacia Georgia por temor a ser movilizados por Rusia. / Misha Vignanski / EFE / VÍDEO: EFE

Los funcionarios alemanes han expresado su deseo de ayudar a los hombres rusos que deserten del servicio militar y han pedido una solución a nivel europeo. En Francia, los senadores argumentan que Europa tiene el deber de ayudar y advierten de que no conceder refugio a los rusos que huyen podría hacer el juego a Putin. Sin embargo, otros países de la UE se muestran firmes en que no se debe ofrecer asilo a los rusos que huyen ahora, cuando la guerra ha entrado en su octavo mes.

Noticias relacionadas

Entre ellos se encuentra Lituania, que limita con Kaliningrado, un enclave ruso del Mar Báltico. Su ministro de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, tuiteó: "Los rusos deben quedarse y luchar. Contra Putin".

Su homólogo de Letonia, también miembro de la UE y limítrofe con Rusia, dijo que el éxodo plantea "considerables riesgos de seguridad" para el bloque de 27 países y que los que huyen ahora no pueden ser considerados objetores de conciencia, ya que no actuaron cuando Rusia invadió Ucrania en febrero.