Guerra en el este de Europa

La OIEA asegura que el riesgo de accidente nuclear en Zaporiyia ha aumentado considerablemente

El director del organismo de la ONU vuelve a pedir una zona de seguridad y afirma que "la situación actual es insostenible"

Imagen de la central nuclear de Zaporiyia.

Imagen de la central nuclear de Zaporiyia. / Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
El Periódico

Nueva advertencia del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). Su director general, el argentino Rafael Grossi, afirmó el viernes que el “riesgo de un accidente nuclear” en la central de Zaporiyia “ha aumentado significativamente” debido a los constantes bombardeos en sus inmediaciones, que no solo están poniendo en peligro a los trabajadores de la central y sus familias, sino que han dañado la central térmica que proveía de electricidad a la vecina localidad de Energodar y servía de fuente externa de alimentación para la central nuclear.

Ante las dificultades para reparar la térmica, el operador de Zaporiyia se está planteando cerrar el único reactor que sigue funcionando, según la OIEA. Un escenario que dejaría a la central nuclear dependiendo únicamente de sus generadores de emergencia para mantener sus funciones básicas de seguridad. “Esta situación es insostenible y se está volviendo cada vez más precaria”, afirma Grossi en un vídeo con tintes dramáticos. “Energodar está completamente sin luz. La central se ha quedado sin fuentes de electricidad externa. Y hemos visto que cada vez que se repara la infraestructura, no tarda en resultar dañada”.

Zona de seguridad

Como consecuencia de los ataques contra la central térmica, los 50.000 habitantes de Energodar están sin electricidad, agua o alcantarillado, una situación muy complicada para los trabajadores de los que depende la central de Zaporiyia. Como ya hizo esta semana al presentar su informe ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la OIEA ha reiterado la necesidad de crear una zona de seguridad en torno a la planta para garantizar su seguridad, una propuesta que tendrá que contar con el visto bueno de rusos y ucranianos, que combaten en sus inmediaciones.  

"Permítanme ser claro, los bombardeos en torno a la central nuclear de Zaporiyia deben cesar y se debe acordar inmediatamente una zona de protección y seguridad nuclear", dijo el director en ese mensaje de vídeo. “Es la única manera de garantizar que no nos enfrentemos a un accidente nuclear".

Noticias relacionadas