Renovación en Downing Street

Liz Truss, favorita para suceder a Boris Johnson

Primer debate televisado entre el extitular de Finanzas, Rishi Sunar, y la ministra de Exteriores, Liz Truss, candidatos a suceder a Boris Johnson, el pasado mes de julio

Primer debate televisado entre el extitular de Finanzas, Rishi Sunar, y la ministra de Exteriores, Liz Truss, candidatos a suceder a Boris Johnson, el pasado mes de julio / Jacob King (AP)

  • Este lunes se anunciará el ganador de las primarias conservadoras tras dos meses de campaña en el Reino Unido

  • La ministra de Exteriores aventaja en los sondeos en 32 puntos a Rishi Sunak y es la gran favorita para convertirse en la nueva primera ministra

4
Se lee en minutos
A. Niubó

Liz Truss se perfila como la ganadora de las primarias conservadoras que se han celebrado durante todo el mes de agosto en el Reino Unido. Las urnas cerraron este viernes a las cinco de la tarde. Abrieron el pasado 4 de agosto y 160.000 militantes del Partido Conservador han podido votar de forma digital o por correo postal. Las primarias se han dividido en dos fases desde que forzaron a Boris Johnson a dimitir como primer ministro británico el pasado 7 de julio. Se presentaron once candidatos para sucederle. La primera fase consistió en una serie de rondas para seleccionar a dos candidatos. Votaron los 357 diputados conservadores.

Rishi Sunak, el exministro de Finanzas, el hombre que hizo caer a Johnson, se impuso en todas las rondas. Liz Truss, la actual ministra de Exteriores, leal a Johnson, se clasificó in extremis en la última ronda por detrás de Sunak. Ambos compitieron en la segunda fase en la que han votado las bases del partido y en la que Truss era la favorita. Truss se ha presentado como la nueva Thatcher prometiendo una bajada de impuestos y la reversión de algunos de los impuestos anunciados por Sunak durante los dos años que fue el titular de Finanzas de Johnson, como el de la seguridad social y el de sociedades.

Una docena de debates

La campaña ha consistido en 12 debates por todo el país, el último, multitudinario, se celebró el miércoles en el Wembley Arena de Londres, donde los militantes podían poner a prueba a los dos contendientes. La crisis del coste de la vida y la inflación desorbitada de dos cifras ha estado en todo momento en el centro de los debates. El final de campaña ha coincidido con el anuncio de la subida de los recibos de la energía de un 80% a partir de octubre que se calcula que va afectar al 25% de los ciudadanos, que van a tener problemas para llegar a fin de mes.

Johnson, el pasado agosto, durante su visita a Ucrania

/ EFE / SERGEY DOLZHENKO

Truss ha prometido bajar los impuestos y Sunak seguir con la subida de impuestos que inició como ministro hasta que empiece a bajar la inflación. Truss, además, ha prometido un paquete miles de millones en ayuda a las personas que no puedan pagar la factura del gas y de la luz y que no lleguen a fin de mes, pero sin precisar de cuánto sería esta bonificación. Sunak, por su parte, ha ofrecido rebajar el IVA de los recibos de la energía durante al menos un año. Sunak ha acusado a Truss de no ser realista con sus promesas, ya que no se puede ofrecer una bajada importante de impuesto y a la vez prometer un paquete de ayudas sociales que se calcula que puede llegar a ser de 50.000 millones de euros.

Lucha ideológica

En cualquier caso, estas han sido las bazas de los dos candidatos. Truss representando el ala más derechista del partido y los valores tradicionales y Sunak, el postulado más de centro. El recuento ya ha empezado, pero la clara favorita es Truss, que aventaja en los sondeos a su rival en 32 puntos. Tal es su confianza, que ya ha empezado a perfilar su gabinete. Los pesos pesados del partido han dado su apoyo a Truss, El ganador será anunciado este lunes a mediodía. Truss, si gana, se convertirá en líder del partido y el martes será nombrada por la reina como primera ministra en el castillo de Balmoral, en Escocia, por los problemas de movilidad que padece Isabel II.

El artista Ciaran Gallagher finaliza su mural de los candidatos a liderar el Partido Conservador, Rishi Sunak y Liz Truss, a mediados de agosto, en Belfast

/ CLODAGH KILCOYNE

Aunque Truss, de 47 años, se presenta como una líder nueva, como la persona que tiene que solventar los problemas que tiene el país, en realidad es una política continuista de Johnson y ha sido parte de su gabinete en los tres años en los que el controvertido primer ministro ha estado en el cargo. Gobernará los dos años que le quedan a Johnson. Es una política desconocida para el gran público con poca experiencia y no está considerada como una gran oradora. Una política que empezó en la izquierda y en los verdes, que fue la presidenta de los liberaldemócratas, centristas, durante su época universitaria y que ha terminado en la bancada derecha de los conservadores.

De espaldas a la UE

Noticias relacionadas

Truss hizo campaña a favor de la Unión Europea (UE) en 2016 y terminó siendo la más 'brexitera' de todos. Seguirá desafiando a Bruselas. Ella redactó la ley que pretende eliminar partes del acuerdo firmado con la UE y quiere activar el artículo 16 del Protocolo fronterizo norirlandés. Y da apoyo a la política de enviar a los solicitantes de asilo a Ruanda.

Estas también son las últimas horas como primer ministro de Boris Johnson, que ha decidido marchar golpeando. Ha desafiado legalmente la investigación que tiene entre manos el parlamento para determinar si mintió sobre las fiestas en Downing Street durante la pandemia. Ha dicho que deja un país con una economía fuerte, pese a la crisis, y no ha descartado intentar volver a ser primer ministro.