Más de 200 heridos

Ascienden a 38 los muertos en los incendios de Argelia

Los bomberos, que ya han controlado la mayor parte de los fuegos, se han encontrado con rachas de viento de más de 90 km/h y temperaturas de hasta 48 grados

Hombres argelinos comprueban un autobús carbonizado en el que al menos 12 personas han muerto tras los voraces incendios en la ciudad argelina de el-Kala 

Hombres argelinos comprueban un autobús carbonizado en el que al menos 12 personas han muerto tras los voraces incendios en la ciudad argelina de el-Kala  / France Presse

3
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

En el parque de El Kala, a orillas argelinas del Mediterráneo, viven decenas de especies animales. O vivían. Hoy, las cercanías de este zoológico se han convertido en escenario de la tragedia. Una docena de personas han muerto víctimas de las llamas tras quedar "atrapadas en un autobús" a las afueras del parque de animales. Son ya 38 las muertes que han provocado los incendios forestales en Argelia, muchos de los cuales han sido provocados

"Intentamos ayudar a las familias a escapar; nadie vino en nuestra ayuda, ni los bomberos ni nadie", explica Takyeddine, de 22 años, a AFP. Este empleado que ha liderado los esfuerzos de recuperación de los afectados, también ha tenido que lamentar la muerte de uno de sus compañeros. También los incendios han arrasado a su paso con las vidas de 11 niños y han dejado centenares de heridos en diversas zonas del país. Por ahora, los bomberos han afirmado que durante la noche del jueves, han podido controlar la mayor parte de los incendios. 

Argelia y, en concreto, su región norteña es víctima cada año de incendios forestales, pero la emergencia climática y sus consecuentes olas de calor y sequías han agravado la situación. Los termómetros han alcanzado los 48 grados en El Tarf, Guelma y Souk Ahras. El secarral en que se convierte el campo argelino en verano, además, es el blanco perfecto para los pirómanos. Por ello, el Ministerio de Justicia ha abierto una investigación para determinar si los incendios provocados el miércoles fueron de origen delictivo. Al menos hay un detenido en Souk Ahras, donde una familia entera ha muerto en el incendio, y tres en El Tarf.

Incompetencia de las autoridades

Las imágenes de personas huyendo despavoridas de las llamas se han multiplicado a lo largo de esta región. Al menos 350 familias han abandonado en pánico sus hogares y un hospital cercano a una zona boscosa ha tenido que ser evacuado. Más allá de la posible criminalidad que puede envolver a estos trágicos episodios, todos los dedos acusadores apuntan a la incompetencia de las autoridades argelinas. La Cabilia bereber protagonizó el pasado agosto uno de los peores incendios de la historia moderna de Argelia, con 90 víctimas mortales en el norte del país, 33 de ellas soldados.

Fue entonces cuando surgió el debate sobre la falta de bombarderos de agua que, a día de hoy, no se ha solucionado. Unida a la mala gestión de los bosques, provoca que cada verano prendan más fácilmente y sean mucho más letales. Además, el ministro del Interior, Kamel Beldjoud, ha reconocido que en los últimos días, las autoridades han movilizado un bombardero acuático ruso Beriev BE 200, que se ha averiado y no estará operativo hasta el sábado. También la disputa diplomática con Madrid por la cuestión del Sáhara Occidental les ha ido a la contra. Argelia ha cancelado recientemente un contrato para fletar siete bombarderos acuáticos a una empresa española.

Emergencia climática

Noticias relacionadas

Los bomberos anunciaron este viernes que ya han podido controlar "la totalidad" de los incendios, donde también han resultado afectadas al menos 200 personas por quemaduras o problemas respiratorios. El 90% de la población de 45 millones de personas viven en el área norteña costera de Argelia, donde se concentran los fuegos. Sólo el 1% del territorio está cubierto por bosques. Durante los incendios del año pasado, más de 100.000 hectáreas de bosque se quemaron.

A lo largo de la última década, Argelia ha registrado alrededor de 3.000 incendios. Los fuegos han quemado 74.000 hectáreas de bosque por año. Cada año se pierden 15 millones de dólares anuales por este fenómeno que el cambio climático ha agravado. La geografía del país y la situación climática han hecho que las lluvias sean menos frecuentes pero más intensas. A la vez, las sequías serán más comunes y más prolongadas. Por lo tanto, este no será el último verano en llamas de Argelia.