Aborto en EEUU

Buzones para bebés, la alternativa que plantean los antiabortistas de Estados Unidos

El país norteamericano ya cuenta con 115 "buzones" para dejar a recién nacidos de manera anónima

Una madre sostiene la mano de su bebé.

Una madre sostiene la mano de su bebé. / Archivo

3
Se lee en minutos
Mari Latorre

Desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos tomase la decisión de revocar la protección al derecho al aborto, los que se oponen a la interrupción del embarazo promueven estas cajas para abandonar bebés como alternativa para las mujeres embarazadas que no quieren quedarse con el menor.

Safe Heaven Baby Boxes (Cajas para bebés Safe Heaven) es una organización que trabaja bajo el amparo legal de la Ley de Refugio Seguro, que despenaliza la entrega de bebés ilesos a personas privadas designadas por ley o a entornos seguros capaces de proporcionar los cuidados médicos que pueda necesitar el recién nacido.

Esta ley apareció por primera vez después de que se encontraran a 13 bebés en circunstancias preocupantes, tres de ellos muertos, en Texas. Por entonces, el estado aprobó en 1999 la primera ley de refugio seguro del país y en la actualidad existen leyes de refugio seguro en los 50 estados.

Según explican en su página web, Safe Heaven Baby Box es un sistema que permite dejar de manera segura y anónima a recién nacidos en una caja adaptada. Normalmente, estos "buzones" se instalan cerca de hospitales o estaciones de bomberos.

El funcionamiento, tal y como explican en un vídeo viral con más de un millón de me gustas en Tik Tok, es simple; la caja tiene una puerta exterior que se abre, se introduce al bebé dentro y se cierra. Una vez cerrada no se puede volver a abrir por fuera, solo el equipo médico o los bomberos pueden abrir la puerta por el interior. En el mismo vídeo aseguran que en menos de dos minutos salta una alarma silenciosa para que el personal al otro lado recoja al bebé.

@safehavenbabyboxes #Babyboxladyofamerica #MonicaKelsey #safehavenbabyboxes @safehavenbabyboxes ♬ original sound - Monica Kelsey

Totalmente anónimo

Una de sus principales consignas es que la entrega de los bebés en las cajas se puede hacer de manera totalmente anónima, sin tener que dar explicaciones a nadie, sin tener que ver a personal médico y sin tener que firmar ningún documento. 

Hasta el momento, la organización cuenta con 115 "buzones" en varios estados como son Indiana, Ohio, Kentucky, Arkansas, Florida, New México y Arizona. Además, asegura que ha recibido más de 8.000 llamadas de todos los estados de Estados Unidos y ha remitido a más de 500 mujeres a centros de crisis para embarazos.

Asimismo, afirma que desde que se instaló la primera caja en 2016 se han entregado 18 bebés y que ha raíz de las llamadas a su línea telefónica se han realizado más de 100 entregas de bebés en todo Estados Unidos.

La fundadora, Monica Kelsey, explica que empezó este proyecto tras descubrir que su madre había sido violada y por eso la había abandonado al nacer. Kelsey asegura que con su organización quiere educar a otras mujeres sobre la Ley de Refugio Seguro e intentar evitar todos los abandonos y las muertes infantiles que sean posibles. 

En la actualidad, la fundadora está "en primera línea defendiendo a los niños inocentes que son objeto de aborto y abandono". Según su página web, Kelsey comparte sus puntos de vista pro vida con millones de personas desde 2011 y trabaja para apoyar a los legisladores pro vida que toman una posición para defender la vida de todos los niños.

Controversia

Los que están a favor de esta práctica lo hacen porque dicen que este tipo de organizaciones, amparadas por la Ley del Refugio Seguro, salvan la vida de miles de niños ya que garantizan a los padres la posibilidad de entregar a sus bebés de forma segura. Sin embargo, los detractores argumentan que la entrega anónima de recién nacidos tiene lagunas en cuanto al historial médico del niño y su procedencia, además de complicaciones en un futuro.

Noticias relacionadas

Asimismo, asociaciones de defensa de los derechos de los padres critican que este sistema favorece a las madres y que deja sin derechos a los padres, que en ocasiones no tienen conocimiento de la existencia del bebé o no dan su consentimiento para dejarlo en uno de los buzones

Ahora, tras el fallo del Tribunal Supremo contra el aborto en Estados Unidos, los más conservadores proponen esta alternativa como una medida para aquellas madres que no quieren criar a los bebés. La misma fundadora, reconocida pro vida, asegura que Safe Heaven tiene como objetivo "proteger la vida de cualquier persona desde el momento de su concepción hasta que muera de manera natural".