Reacción europea

La Eurocámara reclama la inclusión del aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE

Condena a la decisión del Supremo estadounidense de anular la protección al aborto a nivel federal

La Eurocámara reclama la inclusión del aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE
3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

En menos de nueve meses el Parlamento Europeo ha adoptado tres resoluciones exigiendo la derogación de la ley antiaborto de Texas y condenando los retrocesos en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos en Estados Unidos. La última este mismo jueves con motivo de la decisión del Tribunal Supremo estadounidense de anular la protección al aborto a nivel federal y dejar en manos de cada estado restringirlo o prohibirlo. El texto, aprobado por 324 votos a favor, 155 en contra y 38 abstenciones, urge al Congreso de Estados Unidos a legislar para proteger el aborto, pide a todos los países de la UE que garanticen el acceso a abortos seguros, legales y gratuitos y la inclusión de este derecho en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, tal y como propuso a principios de año el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Concretamente, la resolución aboga por incluir el derecho en el artículo 7 de la Carta añadiendo que “toda persona tiene derecho a un aborto seguro y legal”. También animan a los gobiernos de la UE a debatir sobre este tema en el marco de una futura revisión de los Tratados y alertan de un posible aumento del flujo de dinero para financiar grupos posicionados contra la igualdad de género y contra el aborto en el mundo, incluyendo en Europa. Al hilo de esto, instan a los 27 Estados miembros a despenalizar el aborto y a eliminar y combatir las restricciones legales, financieras, sociales, además de las prácticas, que todavía obstaculizan el acceso al aborto en algunos países de la UE. También piden a Comisión y gobiernos que intensifiquen su apoyo político a los defensores de los derechos humanos y a los proveedores de asistencia sanitaria que trabajan para promover la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

En cuando a la decisión del Supremo de Estados Unidos, un mes después de reprobar los entonces planes de revocar la protección constitucional en todo el país, la Eurocámara vuelve a la carga expresando solidaridad y apoyo a todas las mujeres y las niñas en Estados Unidos así como a quienes colaboran tanto en la prestación como en la defensa del derecho y del acceso a una asistencia legal y segura en los casos de aborto en estas difíciles circunstancias. También respaldan la petición al Congreso de aprobar un proyecto de ley que proteja el aborto a nivel federal.

Más retrocesos a la vista

Noticias relacionadas

“La decision de junio restablece el derecho a regular el aborto a nivel de estado. Trece estados han aprobado leyes que si no lo han hecho ya próximamente limitarán o prohibirán el derecho al aborto y se estima que 20 estados podrían aplicar prohibiciones o límites”, alertaba este pasado lunes la comisaria europea, Helena Dalli, durante el debate previo celebrado por el pleno. Aunque el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha condenado el fallo y el Departamento de Estado y el ministro de defensa examinan vías para garantizar los derechos, “esta sentencia supone un retroceso en relación con los derechos reproductivos y afectará a la vida de muchas mujeres y en particular de aquellas en situación vulnerable. Es un recordatorio de que unos derechos tan arduamente conseguidos no se pueden dar por sentados en ninguna parte”, avisaba.

"El derecho a llevar armas es indiscutible, el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo no existe", lamentaba la presidenta de los socialdemócratas, Iratxe García, durante el debate. "Denegar un aborto a una niña de 10 años víctima de una violación es una forma de violencia de género apoyada por el estado. Estos casos van a ser la consecuencia si no nos enfrentamos a este retroceso autoritario", avisaba Terry Reintke, de los Verdes sobre la negativa hace unos días en Ohio a practicar un aborto en una menor violada. A favor de la resolución se han pronunciado socialdemócratas, liberales, verdes, izquierda europea así como más de una treintena de populares mientras que en contra los han hecho los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), incluidos los eurodiputados de Vox, la ultraderecha de Identidad y Democracia así como el grueso del PPE, incluidos los españoles Isabel Benjumea, Rosa Estarás, Gabriel Mato, Javier Zarzalejos y Juan Ignacio Zoido.