900.000 reservistas

¿Por qué Rusia teme al Ejército de Finlandia si entra en la OTAN?

El país nórdico apuesta por la doctrina de "defensa total" desde que creó su ejército y toda la sociedad está preparada para una crisis

Soldados de Rumanía, país miembro de la OTAN y ex del Pacto de Varsovia, en una parada militar hoy lunes en Bucarest.

Soldados de Rumanía, país miembro de la OTAN y ex del Pacto de Varsovia, en una parada militar hoy lunes en Bucarest. / ROBERT GHEMENT / EFE

2
Se lee en minutos
Alexandra Costa

La guerra en Ucrania lo ha precipitado: Finlandia ha acelerado el paso para entrar en la OTAN rompiendo décadas de no alineamiento. Junto a Suecia han dado este martes un paso de gigante hacia su adhesión a la Alianza Atlántica con la firma por parte de los 30 embajadores del Consejo Atlántico de la OTAN del protocolo de adhesión de Helsinki y Estocolmo

Sistema de "defensa total"

Finlandia se independizó de Rusia en 1917 y actualmente ambos países comparten 1.340 quilómetros de frontera. Creó sus fuerzas armadas en 1918 y, desde entonces, su doctrina militar se mantiene inalterable: se basa en el concepto de defensa total. Eso significa que todos los departamentos del gobierno y todos los sectores sociedad finlandesa están involucrados en la planificación de la defensa del país nórdico, no solo el ministerio de turno.

Por un lado, cada cartera tiene asignada una combinación de poderes y tiene la responsabilidad de planificar sus operaciones durante una crisis. Así, el gobierno mantiene el poder bajo cualquier contratiempo. Por el otro, Finlandia cuenta con una ley que garantiza que todos los recursos de la sociedad se pueden destinar a las fuerzas armadas para asegurar la supervivencia de la nación.

"Nos aseguramos que todos los sectores del país sepan qué hacer: la toma de decisiones políticas, el papel los bancos, de la iglesia, la industria, de los medios de comunicación”, explica Janne Kuusela, director general de política de defensa en el Ministerio de Defensa, al 'Financial Times'. “El resultado final es que puedes poner a toda la sociedad en modo de crisis si es necesario”, asegura.

Por todo ello, los edificios por encima de cierto tamaño deben tener sus propios refugios antiaéreos. Además, el resto de la población puede utilizar aparcamientos subterráneos, pistas de hielo y piscinas que están preparadas para ser convertidas en centros de evacuación.

Finlandia tiene un ejército ciudadano

El ejército de Finlandia lo forman 61.000 efectivos y 176.000 personas movilizadas. Pero el término global también incluye el servicio militar: es obligatorio desde 1922 y su vigencia no se discute. Tiene una duración de entre seis a 12 meses, según el destino del recluta.

Así, Finlandia tiene un ejército ciudadano apoyado por un eficiente sistema de movilización que en poco tiempo puede poner en pie de guerra a miles de soldados.

De hecho, casi un tercio de la población adulta del país (unas 900.000 personas) es reservista. Eso significa que Finlandia, con 5,5 millones de habitantes, puede recurrir a uno de los ejércitos más grandes en relación con su tamaño en Europa. Rusia tiene 140 millones de habitantes, de los cuales 900.000 son soldados en activo y dos millones son reservistas.

El legado de la Guerra de Invierno

Noticias relacionadas

Gran parte de la preparación militar de Finlandia se deriva de su propia guerra con Moscú, que tiene ecos en la invasión de Ucrania. Entre 1939 y 1940, los finlandeses lucharon en Guerra de Invierno para mantener a raya a la Unión Soviética, pero como resultado perdieron una gran parte de su territorio, incluida su ciudad más cosmopolita, Vyborg, y una de sus principales áreas industriales.

Las encuestas de opinión sugieren que alrededor de las tres cuartas partes de los finlandeses están dispuestos a luchar por su país, la cifra más alta de Europa.