Crisis en el Reino Unido

Johnson, en la cuerda floja tras la dimisión de dos ministros

  • El primer ministro no cumple con lo estándares de conducta que se le presuponen a un primer ministro del Reino Unido, afirma el titular de Finanzas, Rishi Sunak

  • "Soy una persona de equipo por instinto pero los ciudadanos británicos esperan acertadamente que haya integridad en el Gobierno", sostiene Sajid Javid, de Sanidad

Sajid Javid.

Sajid Javid.

3
Se lee en minutos
El Periódico

El ministro británico de Salud, Sajid Javid, y el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, han presentado su dimisión este martes al haber "perdido la confianza" en el primer ministro, Boris Johnson, asediado por múltiples escándalos.

"Fue un privilegio que me pidieran volver al Gobierno para servir como ministro Salud y Atención Social en un momento tan crítico para nuestro país", ha escrito Javid en una misiva dirigida al Johnson, a quien le cuestiona la moción de confianza a la que tuvo que enfrentarse el mes pasado debido a las fiestas celebradas en la residencia oficial de Downing Street en plena pandemia. Así, Javid defiende que si bien los conservadores han sido "competentes al actuar en el interés nacional", en las actuales circunstancias, "lamentablemente", la población cree que ya no lo son, como muestra que "un gran número" de diputados 'tories' votaran a favor de cesar a Johnson.

"Lamento decir que está claro para mí que esta situación no cambiará bajo su liderazgo y, por lo tanto, también ha perdido mi confianza", afirma Javid. Por su parte, Sunak ha hecho lo propio al considerar que Johnson no cumple con lo estándares de conducta que se le presuponen a un primer ministro del Reino Unido

Buenos estándares de conducta

En su carta de dimisión, Sunak dice que quizás Economía sea su último "empleo ministerial", pero para él es más importante luchar por buenos estándares de conducta. "El público espera con razón que el Gobierno se lleve a cabo de manera adecuada, competente y seria", lo que no sucede en la actualidad, afirma. Sunak asgura que ha sido "leal" y ha apoyado en público al líder conservador incluso cuando discrepaba de él "en privado" y ha intentado respaldar con fondos económicos las prioridades de Johnson.

Sin embargo, según se desprende de la carta, Johnson no estaba dispuesto a tomar "decisiones difíciles" en la economía y eso les ha llevado a discrepar en su enfoque, hasta el punto de que el llamado canciller del Exchequer ha optado por dimitir. Javid afirma por su parte que no puede, "en conciencia, seguir sirviendo en este Gobierno". "Soy una persona de equipo por instinto pero los ciudadanos británicos esperan acertadamente que haya integridad en el Gobierno", manifiesta.

El último escándalo

Noticias relacionadas

La marcha de estos dos pesos pesados del Ejecutivo debilita la posición de Johnson y significa que, si se producen más salidas, podría caer el Gobierno. Las renuncias se han producido minutos después de que Johnson reconociese en un discurso televisado que fue un "error" promover a Chris Pincher en febrero como 'whip' (el diputado que se encarga de velar por la disciplina de partido en la Cámara) a pesar de que dos años atrás le informaron de denuncia que pesaba en su contra. Pincher renunció a su rol de 'whip' la semana pasada cuando el periódico The Sun lo acusó de haber manoseado a dos hombres.

Si bien Pincher ha negado las acusaciones de incidentes específicos, en su carta de renuncia dijo que se había "avergonzado" a sí mismo y "causando malestar" a otros. "Creo que fue un error y me disculpo por ello", dijo Johnson sobre el ascenso de Pincher. "En retrospectiva, no fue lo correcto. Quiero dejar absolutamente claro que no hay lugar en este Gobierno para nadie que sea depredador o que abuse de su posición de poder". Pero la disculpa llegó demasiado tarde para Sunak y Javid después de un día febril en Westminster en el que parlamentarios conservadores exigieron que el gabinete actuara para expulsar a Johnson.

Temas

Reino Unido