En el Este

China vuelve a los confinamientos: 1,7 millones de personas encerradas por covid

Solo pueden salir de sus casas para hacerse la prueba

China vuelve a los confinamientos: 1,7 millones de personas encerradas por covid

Adrián Foncillas

2
Se lee en minutos
France Presse

China ha decretado un confinamiento que afecta a 1,7 millones de personas en la provincia de Anhui (este), donde este lunes se reportaron unos 300 nuevos casos de covid como parte de un rebrote de la epidemia en ciertas regiones.

El gigante asiático está adoptando un enfoque firme frente al virus, con grandes campañas de detección, cuarentenas obligatorias y confinamientos en cuanto aparecen algunos casos.

La renovada epidemia en Anhui llega en un momento en que la economía china se está recuperando lentamente del confinamiento de Shanghái, levantado después de varios meses.

Dos municipios de la provincia, Sixian y Lingbi, han anunciado cierres que afectan a más de 1,7 millones de personas. Solo pueden salir de sus casas para hacerse la prueba.

La emisora pública CCTV transmitió imágenes de calles vacías en Sixian durante el fin de semana, con los lugareños haciendo cola para hacerse su sexta prueba de PCR en días.

El Ministerio de Salud informó el lunes 287 nuevos casos positivos para Anhui, lo que eleva el total a más de 1.000 para la provincia en los últimos días.

El gobernador provincial, Wang Qingxian, instó a las autoridades a "implementar pruebas rápidas", así como a poner en cuarentena y reportar los casos lo antes posible.

Trajes protectores

Las fotos que circulan en las redes sociales y verificadas por AFP muestran a cientos de personas vestidas con trajes protectores completos haciendo cola en Wuxi, una ciudad de Jiangsu. Aparentemente están esperando abordar los autobuses para llegar a los centros de cuarentena.

Hospitales

Algunas fotos muestran a bebés vestidos con ropa protectora azul, cargados en hombros por personas que arrastran maletas y esperan afuera de un hospital bajo un calor sofocante. Las temperaturas en Wuxi han alcanzado los 36 grados en los últimos días.

El número de casos sigue siendo muy bajo en China en comparación con la gran mayoría de otros países.

Pero las autoridades tienen la intención de limitar la circulación del virus tanto como sea posible debido a los recursos médicos limitados en ciertos lugares y la tasa relativamente baja de vacunación entre los ancianos.

Noticias relacionadas

Sin embargo, esta estrategia pesa mucho sobre la economía del gigante asiático.

La única relajación notable adoptada en las últimas semanas por las autoridades: la cuarentena a la llegada a China se reduce ahora a 10 días, frente a los 21 inicialmente.