Lucha global

Nueva Zelanda incluye a grupos de ultraderecha de EEUU en la lista de terroristas

Nueva Zelanda incluye a grupos de ultraderecha de EEUU en la lista de terroristas

Efe

1
Se lee en minutos
EFE

Nueva Zelanda ha ampliado su lista de organizaciones relacionadas con el terrorismo y lo ha hecho sumando al grupo ultraderechista estadounidense Proud Boys, implicado en el asalto al Capitolio de enero de 2021, y también a la organización paramilitar neofascista The Base, también de EEUU.

La medida adoptada por el Gobierno de Jacinda Ardern implica que cualquier persona que tenga propiedades o vínculos financieros con The Base y Proud Boys podrá ser procesada en los tribunales del país oceánico y condenada hasta con siete años de prisión en virtud de la Ley de Supresión del Terrorismo, según informó este jueves la emisora Radio New Zealand.

Además, cualquier persona o institución que sospeche que estas organizaciones tienen activos en Nueva Zelanda tiene la obligación de denunciarlo ante la Policía.

La iniciativa se produce después de que el comité legislativo estadounidense, que investiga el asalto al Capitolio, concluyera el 6 de junio que este grupo estuvo detrás del ataque al Congreso y, que antes del asalto, más de 250 de sus miembros acudieron a la sede parlamentaria.

Por otro lado, The Base fue incluido por sus intenciones de impulsar "una guerra racial" que pretende desencadenar el colapso de la democracia estadounidense, de acuerdo a los documentos oficiales.

The Base, fundado en 2018, es un grupo paramilitar neonazi activo en Estados Unidos y Canadá, y que se cree que cuenta con células en Europa, Sudáfrica y Australia.

Atentado de 2019

Noticias relacionadas

Nueva Zelanda redobló su lucha contra la extremaderecha tras el atentado supremacista perpetrado por el australiano Brenton Tarrant el 15 de marzo de 2019 cuando asesinó a 51 personas y causó heridas a otras 40 en un ataque con armas de gran calibre contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch.

El autor de ese ataque supremacista, que retransmitió en directo parte del asalto y publicó su ideario en las redes sociales, fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional y es la primera persona juzgada por terrorismo en la historia de este país oceánico.