Guerra de Ucrania

Al menos 18 muertos y decenas de heridos por el impacto de un misil en un centro comercial de Ucrania

  • Toda la información de la guerra, en directo

  • Según el último balance, al menos 18 personas han fallecido como consecuencia del ataque

  • El ataque ha ocurrido en Kremenchuk, localidad conocida por su vocación industrial y por ser un ‘hub’ de la ayuda humanitaria

STATE EMERGENCY SERVICE OF UKRAINE

2
Se lee en minutos
Irene Savio
Irene Savio

Periodista

ver +

Un misil ha impactado este lunes contra un centro comercial en la localidad de Kremenchuk, cerca de una estación de trenes, donde en el momento de la colisión del artefacto había “más de 1.000 civiles”, según ha informado el presidente ucraniano, Volodímir Zelensky. La explosión ha acabado con la vida de al menos 18 personas y ha herido a más de 40, de acuerdo con la última información ofrecida este martes por fuentes ucranianas. La ciudad de Kremenchuk está en la región de Poltava, donde se encuentran algunos centros de operaciones de organizaciones humanitarias que suministran ayuda a la vecina región de Járkov. Además de ello, la propia Kremenchuk es conocida por ser un importante centro de la industria de los transportes. 

Al lugar acudieron inmediatamente grupos de vecinos de la zona, los servicios de emergencia y los bomberos de la ciudad que, sin embargo, lucharon largo rato en domar las llamas del incendio provocado. El sitio no representaba “un peligro para el ejército ruso ni tenía una importancia estratégica”, añadió Zelensky, al culpar a Rusia del ataque. “Era un lugar al que la gente acudía para vivir una vida normal, lo que enfurece a los ocupantes”, consideró el mandatario. Por el contrario, periodistas prorrusos han negado en la inmediatez que Rusia tuviera alguna responsabilidad en el hecho. 

Esta nueva agresión contra un edificio civil coincide, sin embargo, con la reactivación de la ofensiva rusa en la región de Járkov, donde se han intensificado los bombardeos tanto en el norte como en el sureste, en particular en las poblaciones ubicadas entre la ocupada Izium y Chuhuiv, localidad que hasta hace unas semanas gozaba de una relativa tranquilidad y el paso a la prensa no siempre está permitido. “Están bombardeando muchísimo, también de día, y hay personas que mueren todos los días. Es una situación muy difícil”, explicaba el mismo lunes a este diario un oficial de la comarca de Chuhuiv. “Todas las escuelas del pueblo han quedado destruidas”, añadía Tatiana, vecina del pueblo de Zolocheevskaya.  

Járkov frena el avance ruso

Noticias relacionadas

En la misma Járkov, después de semanas en las que una contraofensiva ucraniana parecía haber logrado contener el avance ruso hacia esta importante urbe ucraniana -la segunda más grande de Ucrania-, la situación de seguridad se ha deteriorado notablemente en los últimos días. Reflejo de ello ha sido el aumento de los estallidos que pueden oírse en la ciudad, en particular en las noches pero también de día, casi siempre antecedidos por el taladrador ruido de las sirenas antiaéreas.

Tan solo la semana pasada uno de estos ataques destruyó por completo un complejo deportivo de varias plantas en el centro de la ciudad, a la vez de que también han sido golpeados edificios en el centro de la ciudad, al parecer usados por unidades del ejército ucraniano. De igual manera, las autoridades han cerrado zonas de Saltivska, un barrio-dormitorio que es el más bombardeado de la ciudad, donde parte de la población ha recibido la sugerencia de evacuar.