Estados Unidos

Un juez bloquea la prohibición del aborto en el estado de Luisiana

El estado uno de los nueve del país que ilegalizaron el aborto el viernes mediante las llamadas "ley resorte", que entraron en vigor automáticamente tan pronto se publicó el fallo

Protesta en Luisiana a favor del aborto

Protesta en Luisiana a favor del aborto / EPC

1
Se lee en minutos
EFE

Un juez ha bloqueado este lunes de forma temporal la prohibición del aborto en el estado de Luisiana (EEUU), que entró en vigor después de que el Tribunal Supremo del país tumbara el derecho a la interrupción del embarazo.

Luisiana es uno de los nueve estados del país que ilegalizaron el aborto el viernes mediante las llamadas "ley resorte", que entraron en vigor automáticamente tan pronto se publicó el fallo del Supremo.

Así pues, el juez de distrito de Nueva Orleans, Robin Giarrusso, ha dado la razón a la organización Center for Reproductive Rights, que impugnó la ley resorte de Luisiana porque su contenido era "vago". De acuerdo con esta agrupación, la ley no aclara qué conductas quedan prohibidas ni tampoco si existen excepciones en las que un médico pueda llevar a cabo un aborto.

En todo caso, el juez ha convocado una audiencia para el próximo 8 de julio a fin de revisar el caso.

En el estado de Luisiana existen tres clínicas que practican abortos, ubicadas en las ciudades de Nueva Orleans, Baton Rouge y Shreveport, las cuales pararon sus servicios el pasado viernes.

Ocho más lo prohibieron

Los estados de Alabama, Arkansas, Kentucky, Misuri, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Wisconsin también prohibieron el aborto el viernes, mientras que el veto entrará en vigor dentro de un mes en estados como Texas.

El Supremo, de mayoría conservadora, tumbó el pasado viernes la sentencia "Roe contra Wade", que desde 1973 protegía el derecho al aborto en todo el país.

Noticias relacionadas

El fallo del alto tribunal no prohíbe el aborto, sino que deja en manos de los estados la potestad de regularlo, restringirlo o incluso prohibirlo.

La organización Planned Parenthood, que gestiona la mayor red de clínicas de salud reproductiva en EEUU, estima que 26 estados gobernados por conservadores acabarán prohibiendo el derecho al aborto, en cuestión de días, semanas o meses.