Guerra en Ucrania

Muere un español que combatía en Ucrania contra las tropas rusas

El Ministerio de Exteriores está en contacto con las autoridades del país para repatriar el cadáver del fallecido, un mallorquín de Manacor

Blindados de las tropas de Ucrania en la región de Donetsk.

Blindados de las tropas de Ucrania en la región de Donetsk. / Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
Jaume Bauzà, J.F. Mestre

Un español desplazado a Ucrania para combatir en la guerra falleció la madrugada del viernes al sábado. El joven, de 22 años y originario de la zona de Manacor, en Mallorca, se había enrolado para luchar contra el ejército ruso, no ha trascendido si como voluntario o como mercenario. Es la primera víctima de Mallorca de un conflicto armado que se alarga ya durante casi cuatro meses.

El fallecido se había desplazado a Ucrania desde Holanda. Fuentes del Ministerio de Exteriores indicaron ayer que están en contacto con la familia para darles toda la información de la que disponen sobre las circunstancias que condujeron a esta tragedia. Asimismo, están en conversaciones con las autoridades ucranianas de la zona del incidente con el objetivo de repatriar el cadáver a Mallorca lo más rápidamente posible.

El fallecimiento se produjo la madrugada del viernes al sábado en una zona de Ucrania que no ha trascendido. Tampoco se conocen detalles de cómo se produjo el óbito del joven. Un número significativo de españoles se han desplazado al país en conflicto para ayudar al ejército ucraniano, aunque se desconoce si este joven mallorquín tenía algún tipo de formación militar o experiencia previa en combate.

Se cuentan por decenas los mallorquines que se han desplazado a Ucrania para realizar acciones de voluntariado desde el inicio de la invasión rusa, principalmente enrolados en entidades sociales como Per Ells para entregar material humanitario en la frontera ucraniana y traer de vuelta a las islas a refugiados, principalmente niños y mujeres, para acogerlos mientras el conflicto se alargue.

Sin embargo, en la inmensa mayoría de los casos no han cruzado las fronteras del país, y menos para tomar las armas, lo que convierte al caso del combatiente mallorquín fallecido en un caso excepcional.

Noticias relacionadas

Es la primera víctima mallorquina conocida de la invasión de Ucrania. El joven había decidido enrolarse para combatir contra el poderoso ejército ruso, aunque no ha trascendido cuánto tiempo llevaba en la zona del conflicto, ni qué experiencia previa tenía.

El Ministerio de Exteriores, que tuvo conocimiento del óbito el pasado sábado, está recabando todos los datos necesarios para informar a la familia de las circunstancias en las que se produjo el suceso mortal. Ahora la prioridad es repatriar el cadáver lo antes posible.