La situación puede empeorar

Al menos 56 muertos en el noreste de Brasil por las fuertes lluvias

  • Unas 30 víctimas se registran en la región metropolitana de Recife, la más afectada por el temporal

Al menos 33 muertos por las fuertes lluvias en la región brasileña de Recife, este 28 de mayo de 2022.

Al menos 33 muertos por las fuertes lluvias en la región brasileña de Recife, este 28 de mayo de 2022. / JOSE LUCENA / ZUMA PRESS

1
Se lee en minutos
EFE

La cifra de muertos por las lluvias torrenciales que azotan desde el martes la región metropolitana de Recife, capital de Pernambuco (nordeste de Brasil), subió este domingo a 56, informó el gobierno, que cifró también en 56 el número de desaparecidos por las fuertes lluvias que azotan la zona desde hace días.

Del total de fallecidos por los deslizamientos e inundaciones, al menos 30 se registraron el sábado en la región metropolitana de Recife, la más afectada por el temporal que castiga el nordeste de Brasil desde comienzos de esta semana.

El episodio más trágico tuvo lugar en el barrio Jardim Monte Verde, limítrofe entre Recife, capital del estado, y Jaboatao dos Guararapes, donde 20 personas murieron cuando un alud de tierra se llevó por delante decenas de viviendas construidas sobre pequeñas colinas.

La furia del temporal causó deslizamientos de tierras en cerros, desbordamiento de ríos y grandes torrentes de lodo que arrasaron con todo a su paso en varios municipios. Imágenes aéreas muestran algunos puntos de la capital pernambucana y de municipios colindantes completamente anegados.

Noticias relacionadas

Además de los muertos y desaparecidos, las lluvias dejaron más 4.000 personas desalojadas, muchas de las cuales perdieron sus viviendas, según informó ministro de Desarrollo Regional, Daniel Ferreira, durante una rueda de prensa en Recife.

Según los expertos, tragedias como estas se dan, además de por las fuertes lluvias, por otros factores, como el tipo de topografía y la existencia de grandes barriadas de casas precarias, muchas de ellas construidas de manera ilegal, en las escarpadas zonas de riesgo.